lunes, abril 21, 2008

PEREJIL

Allí estaba el árbol lleno de marcas hechas a navaja por las manos inconscientes de los tiernos amantes. Antes habían dejado plasmado su amor en las puertas de un baño publico, en los asientos de un autobús y mas tarde lo harían sobre el cristal del escaparate de una zapateria.

Me pregunto si no hubiese sido más fácil cruzar entre ellos misivas enamoradas o incluso pintadas dentro de sus casas.

De jovencita me molestaban muchisimo los compañeros que se dedicaban a marcar las mesas del colegio, las puertas, los libros, los asientos del autobús y todo lo susceptible de ser objeto de un punzón con iniciales ó dibujos de mejor o peor gusto. A mas de uno le reñía en plan madre superiora para que no lo hiciese, comprenderéis que no servía de nada.

Ya adulta, sigue sin gustarme esa espantosa costumbre de estropear lo publico simplemente por dejar una señal.

En el vivero intente tomar buenas fotos, no pude. La luz no era adecuada y los colores se me iban en la lente sin terminar de enfocar. Todo me gustaba pero nada consiguió atrapar mi atención lo suficiente como para hacer una buena foto.



Quizás el estres compañero de estos últimos meses tenga algo de culpa en ello. Focalizar la atención sobre un solo punto cuando tu mente decide estar dispersa a todas horas es como un acto de fe, hay que poner mucha voluntad y algo de recogimiento. Me doy por vencida y salgo del vivero sin fotos y con plantas, algo es algo.






Perejil por todas partes a los pies de San Pancracio, Santo que en este pueblo se venera como artífice de que no falte el dinero en negocios y familias.

Recuerdo a propósito del perejil una anécdota divertida durante el montaje de una preciosa tienda. Decorada por un Sr. Francés, muy estupendo y muy decorador de elites, el pobre casi sufre un ictus al ver sobre su muy maravillosa creación un pedazo San Pancracio en escayola pintada a mano y un manojo de perejil mas grande que una docena de rosas.

Sorprendido a la par que horrorizado no dejaba de preguntar que era aquel altar lleno de hierbas y quien lo iba a quitar ipso facto!!!. Todos callados nos mirábamos unos a otros sin saber que hacer o decir cuando la dueña muy serena le espetó: Monsieur, sin Santo no hay ventas, sin ventas no hay dinero y sin dinero ud. no puede cobrar, así que decore ud lo que tenga que decorar pero el Santo no se quita.

Así de peculiares somos en este pueblo.

Música para todos:RIVER OF DREAMS -billy joel-From: ldbl

10 comentarios:

Lena dijo...

ajajajajaja!

No me gustan las imagenes pero el cuento de San Pancracio y el perejil me ha sacado las lágrimas!!!!

Billy Joel también...

un beso, Marbella!

TOROSALVAJE dijo...

Tampoco soporto a la gente que va marcándolo todo, pero además en un árbol!!!, a ellos deberían marcarlos también, a ver que les parece.

Besos.

Marudemarbella dijo...

¡Genial lo de san Pancracio!
Me he reído muchísimo.
Una amiga me recomendó una vez congelarlo.

Envolver a san Pancracio en papel albal, y ponerlo en el congelador, y no sacarlo hasta que hiciera el milagro que le pidiera, vamos como un secuestro, me quedé de piedra.
Pero no me dio tiempo a hacerlo, porque se me suicidó.

Lo tenía en una estantería, cuando la otra crisis anterior... antes del Gil, que también fue muy mala, y me lo encontré suicidado en el suelo y sin cabeza, me dio remordimientos, pobrecillo.
Luego me enteré de lo que había pasado, yo le colocaba una monedita de 25 pts., en el dedo, para recordarle que necesitaba más de eso, y un sobrino mío se encargaba de robársela, para comprar chuches, así que en una de sus visitas se le debió caer.
Todos tenemos historias con él es el santo mas venerado.

Fanmakimaki ファンマキマキ dijo...

Las marcas son terribles, pero cuando estuve en Abu Simbel vi unas pintadas en las estatuas de hace siglos, de los exploradores que habían pasado por allí hace 400 años. Eso me gustó.

Clave de Sol dijo...

Hacia tiempo que no te leía pero siguen gustándome todos tus comentarios con los que me siento identificada. Ahora sentía nostalgia de Marbella, estoy en California L.A. y recurrí a ti para sentirme un poco más próxima a lo añorado.

Doncel dijo...

Muy bueno el video.Peregil y San Pancracio siempre presente en nuestra cultura.
Me gustó lo del frances y el manojo de peregil.
Besos
Antonio

la-de-marbella dijo...

Mi Maru que graciosa jajajaja. A mi tambien me habían dicho lo del congelador, pero olvidarón el detalle del papel de aluminio jajaja. Muy bueno lo del suicidio del santo.

Fanmakimaki: Pues a mi ni siquiera esas marcas me gustan. La antiguedad no las autoriza. Aunque tiene su puntito encontrarlas 400 años despues. Pa´que luego digan que antes no había gamberros!!!

Toro: Yo digo lo que tu, a que no ponen el trasero para que los marque el compañero, ¿a que no? Aunque mejor no decirlo muy alto, hay gente pa´tó.

CLAVE:Me alegra ser tu rincón anti-añoranzas. Es divertido serlo y lo confieso: muy emocionante. Me alegra tambien seguir siendo la misma que empezó esta aventura. Eso es buena señal.

Doncel:Antonio que me he venido loca de tu blog, Que cruces de Mayo!!! Son un primor

LENA: Me encanta tu blog y tus cosas, soy fan tuya. Siempre un placer verte por aqui.

Gatadeangora dijo...

Yo tambien tuve un San pancracio con un ramito de perejil,pero al final lo guardé y se perdió jajajaj, creo que se fué de casa.
Tampoco me gustan las marcas,en puertas,cristales etc, y mucho menos en un arbol.
Estoy de acuerdo contigo,que a los malayos les ha salido muy barato robar.¡¡Es una pena la justicia que tenemos!!.
Me ha gustado mucho tu blog,y con tu permiso te voya a enlazar.
Besos

la-de-marbella dijo...

permiso concedido Gatadeangora

Sibyla dijo...

A mí también me da mucha pena pintorrear y estropear espacios públicos, aunque sea con la excusa de reivindicae el amor.
Pienso que las cartas son mucho más románticas e íntimas...

La anécdota del perejil es muy simpática!

Besos:)