miércoles, febrero 17, 2010

compasion

No se ni como ha empezado ni que ha sido el desencadenante de la conversacion pero cuando me he dado cuenta estaba debatiendo sobre un señor llamado Ray Gosling o mejor dicho sobre la confesión que Gosling hizo a los medios. Confesó públicamente haber puesto fin a la vida de su amante condenado a una muerte cierta y dolorosa por efectos de un sida en fase terminal. Es decir que en vez de vivir sesenta días de agonía para morirse. Se fue sesenta días antes y sin agonías.

Ver al Sr. Gosling, desde sus 70 años, defender el derecho a morir de su amante me ha conmovido. Cuanto de amor hubo de tener su mano para apoyar la almohada sobre la boca del amado. Cuanto de amor resistir el embate de la vida que se va y resiste. Nadie tiene derecho a obligar a nadie a esperar su hora. Libres somos y libres deberíamos morir. Sé que este tema levanta ampollas y que cada cual tiene su idea respecto a la eutanasia. Respeto todas y comparto pocas, pero no voy a caer por segunda vez en el día en debates hueros. Allá cada cual con lo suyo. Aunque para mi este señor en particular fue compasivo, no criminal. La prueba es que lo ha contado quince años despues y podria haberse callado para siempre.

13 comentarios:

Mar dijo...

Pues para mí merece todo mí respeto, como bien dices eso es AMOR ;)

Besitosssssss

angélica beatriz dijo...

Volver a tu casa es volver a un rincón del mundo lleno de sensibilidad y calidez, cualidades bellas de tu alma, mi querida Marbella.

Ando perdida entre mil pendientes, pero el cariño de amiga no cambia.

Un beso y un abrazo para ti, de siempre.

Y gracias por tu paciencia.

TORO SALVAJE dijo...

Claro que si.
Compasivo.
Totalmente de acuerdo.

Besos.

K dijo...

Un relato que a nadie ha dejado indiferente. Coompasivo y, para mí, valiente por el echo de haberlo confesado ante una cámara y al mundo con voz firme y clara.

Xiada María dijo...

Dios me libre de semejante amor. Siempre consideré el amor una debilidad humana y me reafirmo en mi definición negativa con casos como el de este inglés. ¿Quién es él para decidir quien debe morir? Yo entiendo que un familiar o compañero le dé matarile a ese enfermo que no puede cuidar por falta de medios económicos o que una mujer aborte por la misma causa. Lo que no entiendo es matar en nombre del amor.

Otra cosa sería si ese señor pidiera una eutanasia y un médico desconocido o un verdugo entendido en matar gente se la administrara. Sería como un suicidio. Pero de un suicidio a un asesinato va un trecho largo.

Ah y decir también que la compasión me parece el peor de los desprecios. El que compadece se sitúa en una posición de superioridad al compadecido.

Letizia dijo...

¿Me matará mi Felipín un día por amor? De momento me paga la herradura con el dinero de Hacieda. Supongo que eso también es amor.

Besos de Princesa

la-de-marbella dijo...

Querida Xiada. Si por AMOR. Y no sabes lo que dices respecto a este caso. La pareja había pactado que si llegaba el caso, el uno al otro se facilitarian el transito a la otra vida. Hay que querer muchisimo al otro para convertirte en "la mano que mece la cuna". Y si ademas por no ser hermano, padre o madre del muerto pero si ser su pareja tu a eso lo llamas SER NADIE, no tengo mas que decir. Me gustaria que pensaras l que debe ser tener que vivir el resto de la vida con lo que tuvo que hacer a cuestas. En cuanto a la compasión, difiero de tu sentido de ella. Hay muchos tipos de compasión y a lo que tu te refieres no es compasión, es otra cosa. Te aseguro que soy una persona compasiva y jamas me he sentido superior a nadie. Simplemente me meto en lo zapatos del otro, que dirian los alemanes. En fin, no es mi estilo provocar discusiones, pero, en este caso no me he podido callar. Gracias por tu intervención

Sol dijo...

Hola, lo malo es que a lo mejor salen un montón de estos samaritanos que interpretan los deseos de un enfermo a su libre albedrio..En vez de apoyar sus deseos de morir que son razonables a lo mejor, deberiamos trabajar en darles razones para vivir.Tampoco hay que dejar de contemplar el efecto que estas muertes puede hacer en aquellos que comparten enfermedad y se encuentran llenos de esperanza.Tantos argumentos hay a favor como en contra.
Lo que creo es que este hombre tenia un sentimiento de culpa y una duda y ha querido hacerlo publico para que le castihguen o juzguen...
Muy dificil tema.

En otro orden mas alegre, te dire, que soy asidua a marbella desde hace 30 años

Beauséant dijo...

supongo que lo que le separa (aún más) de ser un criminal es esa pequeña cosa llamada conciencia, el tener que quitarse ese peso de encima, confesar algo por la simple necesidad de decirlo, de quitártelo de encima para poder dormir por las noches...

chuliMa dijo...

Yo también lo haria???...no lo sé, si tendria el valor....uys, mejor no lo pienso.

Besos guapa, y no sueltes el paraguas
;-)

Enrique Rojas Guzmán dijo...

Vuelvo tras una larga ausencia y aprovecho para saludarte.

esticomar dijo...

En tu página de hoy tocas un tema que como bien dices "levanta ampollas", cada uno tenemos nuestra opinión, también dices y comparto, para nada está en mi ánimo entrar en debates, vaya desde aquí mi total respeto a otras opiniones. Eutanasia etimológicamente significa "buena muerte", hay que distinguir entre la solicitada o nó por el enfermo, las hay por acción o por omisión, y por último distingo entre eutanasia activa o pasiva. Cada una de ellas contempla situaciones diferentes y todas concurren en el mismo punto, el enfermo y su capacidad de poder decidir o nó libremente su derecho a vivir o morir dignamente.
Ciertamente se ha de amar muchísimo como para tener fuerzas para quitarle la vida al ser querido, para mí sería muchísimo más fácil dar la mía propia.
Nada más, éste es mi granito de arena de hoy.
Saludos,

la-de-marbella dijo...

Gracias a todos por los comentarios. Doy por cerrado el tema y espero no haber ofendido las creencias de nadie con lo dicho.