jueves, marzo 15, 2012

leyendo en el iPad


Lo de leer en el iPad se convierte prácticamente en un vicio. Mientras antes las esperas y las colas me sacaban de mis casillas ahora las aprovecho como una gusana el corazón de una manzana.

El colmo es poner la letra tamaño elefanta y quitarme las gafas para leer.

Y el requetecolmo que no me importe el tiempo que ya no es perdido, sino hallado por mor de la mala educación.

En los últimos meses mi negatividad me ha ayudado a combatir todo aquello que me rebelaba de una manera o otra.
El destino y mi marido ademas han puesto las armas para ello.

Mis Orquídeas, tan agradecidas ellas, un año mas muestran su lado hermoso y florecen al unisono en pocos días.

Casi todas mis plantas han perecido en el invierno: dos tormentas, las manos de mi amiga Wilma y mi falta de energía han podido con ellas. Eso es lo malo de mimar mucho, cuando decae el mimo, decae el espíritu.

Días llenos de conversaciones de médicos,medicinas,tratamientos,contratos, inspecciones, reforma laboral,inseguridad, desazón, miedos y desesperación pero también días con ratos de risas, letras, alegrías, reencuentros, experimentos culinarios y lapices de colores y días de dar las gracias una y otra vez. (Esos Ángeles que vuelan en tierra....)

Días arriba,días abajo, pero siempre días, la noche queda ampara en el sueño, menos mal.



Como te extraño Mimaru como!!!!

13 comentarios:

CARLOS dijo...

Preciosas orquídeas, una abrazo.

angélica beatriz dijo...

Bellas letras, llenas de vida, con sabor a mar y aroma de primavera.

Besos mexicanos, mi querida Marbella! Mi amiga del corazón :-)

TORO SALVAJE dijo...

Si la noche te da descanso lo demás irá mejor.

Besos.

juan rafael dijo...

Pues menos mal que la negatividad ha dado un salto al doble positivo.

Beauséant dijo...

a veces, cuando el mundo parece haberse vuelto loco del todo, uno sólo necesita llegar a casa y ver unas orquídeas para reconciliarse con casi todo, ¿verdad?

la-de-marbella dijo...

Si, llegas a casa, cierras la puerta y la vida fluye suavemente. Lo de menos es la casa en si, es la calma q reina en ella. (cuando las obras cercanas nos dejan, claro)

DEMOFILA dijo...

Hola veci, tanto ir y venir te va a poner tarumba.
Muchos médicos, muchas entrevistas, muchos miedos, mucha desesperación, por otra parte, según dices, risas, alegría, reencuentros experimentos culinarios (teniendo un hijo que es tan buen cocinero, no lo entiendo), lo de dar gracias una y otra vez si lo entiendo, porque yo también lo hago todos los días.
Dices que en los últimos meses tu negatividad te ha ayudado a combatir aquello que te rebelaba de una maneta u otra, que el destino y tu marido han puesto las armas para ello, tampoco lo entiendo, ya me lo explicarás cuando puedas, si quieres, claro está.
Gracías por el comentario que me has hecho, sí que es verdad que se puede estar con mucha gente alrededor y sentirse solo, y estar solo y sentirse acompañado, aunque estar solo toda la vida tiene que ser terrible, eso pienso yo.
Te mando un beso para arriba, por la escalera va subiendo, cuando llegues estará en tu puerta, allí te espera.

Aquí me quedaré... dijo...

Vengo a dejar mi felicitación por el resultado.

Me siento muy feliz.

Andalucía es la mejor expresión de libertad sin miedos.

Besos alegres

Estrella del Mar dijo...

Hola la de Marbella,paso a dejarte mis saludos, besos y abrazos de Lola,

angélica beatriz dijo...

¿Dónde estás para irte a buscar, mi querida Marbella?

Te espero aquí, sentada en una banquita del Paseo Marítimo :-)

Aquí me quedaré... dijo...

Vengo de vez en cuando y hoy voy dejarte recado de mi visita

¿No vas a seguir escribiendo?

Un abrazo

pau dijo...

Ya ves. Yo no he parado hasta que mi compañera me ha comprado un libro electrónico y, ahora que lo tengo, no leo.

angélica beatriz dijo...

A ver... ¿Dónde se metió mi querida Marbella?

Te extrañamos, mi niña guapa. Vuelve sí?

Te quiero mucho.

Mil besos.