miércoles, agosto 29, 2007

SIEMPRE VOLVER



Me despedí del campo en la mañana entre penas y lamentos.
Lo bueno dura tan poco....... Los niños se estresaron con la partida y yo con el equipaje de los cuatro. Me olvide de muchas cosas y hube de abrir las maletas mas de una vez entre resignada y molesta conmigo misma.
He escrito sobre las vacaciones y pienso subirlo. Hoy no.
Como "Chisme" me encuentro perezosa.

"Cabezota" me concede un Premio. Es la segunda vez que lo recibo en muy poco tiempo. No obstante se lo agradezco de corazón y le dedico mis fotos de hoy.

Parte de la familia materna enferma por culpa de un "Alioli" que me lleva de visita al hospital desde el día de mi llegada. !!! Que cantidad de gente!!!!! Un pajarito me cuenta que los servicios se colapsan por culpa de los turistas extranjeros. De todos es sabido que ingleses y franceses vienen exprofeso para operaciones en nuestro país a través de la sanidad publica. Más tarde sus países compensaran el gasto al nuestro, que no es que nos cueste el dinero, pero la afluencia inesperada de este tipo de personas hace que el sistema, maldito de por si, se convierta en un horror. Consternada veo a madres que llevan a bebes por simples catarros y son capaces de esperar horas a un pediatra para que las mande a casa con paracetamol y poco mas. Como eso, un ciento. La gente no piensa ni discurre ante la vista de cualquier síntoma enfermizo, corre al hospital sin pasar por los ambulatorios. (Son feos, deprimentes, y el personal.....Hum, mejor me callo)
Quizás sea cuestión de educar mejor a la población y que se acostumbre a los ambulatorios para cuestiones "ambulatorias" y al hospital para menesteres mas gravosos. Quizás haya llegado la hora de modernizar estos lugares y adecuarlos a los tiempos que corren.



No quiero despedirme sin recordar un articulo que he leído este verano. No recuerdo a su autor/ra, pero si el contenido. Hablaba sobre los ancianos y la vejez. Distinguía con precisión entre anciano sano y anciano enfermo y la forma de cuidarlos a ambos. Con mucho arte y sabiduría explicaba como tendemos a tratar a todos los ancianos como enfermos sin tener en cuenta la
salud especifica de cada uno de ellos. Reivindicaba la vejez perse y el derecho a envejecer sin que te traten como a un tonto.

No hay cosa que me moleste más que se le hable a los ancianos como si fuesen niños. Una cosa es ayudar y otra anular.


En fin que la vuelta como todas, deseando dar la vuelta y salir corriendo.
Os dejo con SADE "Never as good as the first time."

7 comentarios:

angélica beatriz dijo...

Bienvenida mi querida Amiga.

Te extrañamos, a ti, a tus escritos, a esa playa nublada con almas pululando desde temprano, a tus risas y enojos, a las flores, a las fotos y a la música que cada día nos regalas...

Te extrañamos mucho, pero también deseamos que estos días pasados fueran muy buenos para ti y tu familia.

Gracias por volver así, cargada de letras con sabor a sol y a mar.

Mil besitos.

TOROSALVAJE dijo...

Bienvenida.

Siempre cuesta volver a la rutina, a mí este año me cuesta mucho.

Besos.

lanobil, dijo...

Gracias por el comentario, yo aún no he cogido vacaciones, a mediados de septiembre me iré, no sé seguro dónde, pero me iré. Y espero volver con pena como tú, eso será buena señal. Un saludo y ánimo.

doncel dijo...

Me alegra verte por aquí, he leido tu comentario y llevas mucha razón, cuando comentas, la cantidad de gente que acuden a urgencias, por enfermedades de ambulatorios. La última vez que estube en urgencias, pude comprobar que hay mucha falta de respeto al enfermo, por parte de los mismos "enfermos". Más que urgencias parece la sala de un café. ¡¡Unas tertulia y en voz alta...!!. Esto no es cívico, es una verguenza y no te atreves a decir nada, porque temes lo peor, que encima alguien se encare contigo. Recuerdo,no hace mucho en los hospitales, habían unas fotos de enfermeras, pidiendo por favor silencio, sería bueno las volviesen a colocar.
Me alegra tu vuelta,
Besos y hasta siempre.

El Mat" dijo...

menuda aventura que has pasado!! Lo de los hostitales tienes toda la razon, pero creo que es el simple miedo lo que te empuja a cojer a tu niño si ves que no le baja la fiebre, cosas triviales, pero bueno...

En cuanto a los ancionos, somos los propios hijos los que les quitamos la capacidad de decidir o hacer y eso es imperdonable e intolerable, al igual que ellos se sacrificaron por nosotros a nosotros nos corresponde devolver los que nos dieron con cariño: La vida.

Saludos

MentesSueltas dijo...

Una alegrìa tu regreso, luego de pasar tantas veces para espiar si había luz... volveré.

Te abrazo
MentesSueltas

Noa- dijo...

Alguien me dijo hace mucho que el anciano era el enfermo de la vida. Yo creo que es el que enferma de vida, de tanto vivir, de vivirla intensamente.
Los otros son enfermos viejos.

Me alegra volver y reencontrarte