lunes, septiembre 03, 2007

DIA TONTO

Hoy me copio a mi misma y subo fotos que ya subí.
En nombre de "Viñita", hija de mi amigo Manolo, os doy las gracias a todos los que me habéis dejado comentarios sobre su desaparición. Yo también, por supuesto. En momentos de bajón se agradecen las palabras y las muestras de afecto mas que en cualquier otra ocasión. Así me lo ha dicho "Viñita" y así os lo he contado.
La vida sigue y nosotros con ella.

Los reductos del malvado y venenoso "Alioli" siguen haciendo estragos en mi familia. La salmonella es dura de pelar y aunque los antibióticos son peleones, caray!!! resiste la maldita. Fin de semana hospitalario pues para terminar de alegrarme el primero de mes.

Por la mañana visito una casa y quedo enamorada de las vistas. La casa es bonita y acogedora aunque lo verdaderamente espectacular son los 180º de visión de mar y ciudad que posee. Si la casa estuviese al oeste de Marbella ( Milla de Oro) tendría valor añadido y su precio podría ser bastante elevado. Al estar al este su precio es difícil de incrementar solo por las vistas sin mejorar las calidades existentes.
Y, no es que sea barata, sus dueños están convencidos de que tiene un enorme valor y así la han tasado. Yo difiero en unos cientos de miles de euros aunque no me he atrevido a desincharles el globo, por el momento.

Acaba el verano poco a poco. Se nota en la luz de primeras horas de la mañana. Se nota en las tardes ya no tan alargadas. Empiezan las carreras por los libros, los uniformes y las clases. La desidia del verano vuelve al redil lentamente, pero vuelve. Que corto es el tiempo en esta época. Septiembre como siempre poniendo su granito de nueva era.
Propósitos y propósitos para el inverno que ya sabéis, luego quedan en nada o casi nada. Por algún blog he leído que alguien celebra el primero de Septiembre como el fin de año, así que no soy la única.
No tengo más tiempo para seguir. Os dejo un clásico de la canción aunque un tanto cursi, pero como tengo el día tonto.................




8 comentarios:

angélica beatriz dijo...

Gracias a ti, siempre, mi muy querida Amiga.

Espero que pase esa salmonelosis de una buena vez.

Me imagino esa casa que describes, un sueño ¿verdad? Bueno, es que Marbella es uno de mis más grandes sueños :-)

Me encantó la foto en sepia. Cuéntanos un poquito de ella si? O dime dónde pusiste su historia :-)

Ya se acerca el otoño, ese tiempo donde el viento sabe a nostalgia, el cielo se tiñe de escarlata y los atardeceres nos invitan a recordar y a volver a vivir...

Muchos besos mi querida Amiga.

doncel dijo...

Un día tonto lo tenemos todos alguma vez, o quizás más de una vez.
Me gusta la foto que has colgado del balcón.
Si que es verdad, que la guitarra tiene muchas más virtudes, no sólo sonar.Tomo buena nota y una vez más, gracias por tu visita.
Antonio

Cabezota sin remedio, corazón enorme dijo...

Sabía que video era, sólo con ver la imagen y sin darle al play. Uno que es friki. En fin.


Tengo pendiente de colgarla en mi blog. Pero buscaré una al piano que ya vi en youtube. http://www.youtube.com/watch?v=PvKl1VHqMOU

Es que Fredriksson es mucha Fredriksson. Esta semana colgaré algo de ella en sueco.

La primera foto del post me ha gustado mucho.

giovanni dijo...

Veo pasar la vida de septiembre en Marbella con un verano acabándose y los alumnos caminando por las calles en su uniforme escolar (lo que no tenemos en Holanda). Escribí algo sobre Manolo en el post anterior.
Besos

Franfri dijo...

Feliz regreso, Feliz Año Nuevo pues. Si hay que celebrarlo, avísame.

Un beso

zooey dijo...

Yo también siento septiembre como el inicio de algo absolutamente distinto al verano. Aunque sepa lejano el comienzo de otro ciclo allá al comienzo de primavera. Es tiempo de nostalgias y revisiones, al menos para mí.

Te deseo que se recuperen todos bien y pronto de los estragos producidos por esa salmonela.

Un abrazo

TOROSALVAJE dijo...

Espero que os repongais pronto.

Pronto dejaremos de hablar del verano para hablar de las navidades, ya tiemblo....

Besos.

K dijo...

Siempre me ha gustado Septiembre, aún no sé por qué... Tal vez porque el calor desciende, o porque es mi mes de vacaciones, mi cumpleaños... no sé, pero es el mes que siempre espero durante el resto del año...

Este año, más que nunca (y lo siento por quien no le guste el invierno), ansío la llegada del frío. En diciembre llegarán Daniel y Raúl a llenar nuestras vidas (y qué mejor Navidad que la primera de los mellicines en su mismo mes de nacimiento?). Volverás a preparar biberones para mis bebés?.

Espero que la salmonella tenga cada vez menos fuerza y que se la vayan ganando los amigos hospitalizados...

Un besazo,