lunes, marzo 24, 2008

Mientras..


Mientras regresan a casa los visitantes la vida vuelve a
su ser. Recogidos los enseres de la fiesta parece que nada
hubiese sucedido. Una mujer al teléfono me desea Felices Pascuas
y por un momento me quedo perpleja, ya he archivado la semana.


La otra Marbella, la que no sale en saraos ni en programas de postín,
se engalana en primavera. Sus tejas ahitas de agua y sol evidencian el
tiempo transcurrido desde que la mano del hombre las hizo formar parte
de los cielos Marbellís.

Los balcones revientan en flores; alguna raíz se escapa por las huellas de
cemento buscando tierra donde asirse.

La ausencia de patios ó terrazas donde sentarse al sol en algunas de las casas del casco antiguo propician que las calles se conviertan en animados espacios de encuentro con solo sacar una silla.
La población de Marbella es variopinta y cosmopolita. Convivimos gentes de casi todas las razas, credos y condición sin que hasta hoy suponga problemas. Los mas mayores son los mas abiertos, han visto y conocido tantas cosas que casi nada puede extrañarles.
Desde aquellas vetustas suecas de muslos aireados y bikinis de colores
hasta las brasileñas actuales de traseros redondos y monominibikini.

Ingleses, árabes, belgas, suecos, daneses, alemanes, rusos, eslavos, chinos, japoneses, vietnamitas, coreanos, filipinos, ruandeses, africanos, japoneses etc etc tienen
su poquito de patio en la ciudad.
Va por ellos la música de hoy.


I saw the light - Todd Rundgren

13 comentarios:

TOROSALVAJE dijo...

Bonitas fotos, me gustan especialmente la primera y la última.

Besos.

guerrero dijo...

A mi me recuerdan la casa de mi abuela.
Ojalá consiga tener algún día toda esa magia y macetas en mi casa.

Ahora busco ayuda marbellí, quiero hacer un frente común con otros blogueros para influir en un premio que otorga la revista eljueves.
Es el premio al gilipollas del año, en mi blog más información.

Anónimo dijo...

He visto la fotografía y no me lo podía creer, has fotografiado el balcón de la casa que da a la plaza del Santo Cristo en la esquina con calle Ancha. Tengo una instantánea tan similar que creía por un momento que me habías robado el alma, pero sólo compartimos la misma sensibilidad por la belleza de las cosas sencillas.
Gracias

Marudemarbella dijo...

Que bonito, vecina, ese portón es igual que el que había en mi casa y la entrada al patío, igualita, que preciosidad, la soleria de damero, que alegria destila y que sabor.
Es la puerta del hospitalillo?
o alguna casa de la calle ancha.
Me resulta tan familiar, que puedo oler a puchero y hierba buena y oir los canarios cantar.
Me ha encantado hoy tu entrada.
un beso.

Chisme Oscuro dijo...

Gloria bendita rebosando por los balcones que nos presentas y por tu página donde ya se ha instalado la primavera.
¡Asin da gusto¡

Sibyla dijo...

Una tierra como la de Marbella, es muy difícil que pase desapercibida, y lógico que todo el mundo quiera disfrutar de sus encantos y bondades, belleza y calidez!

Dichosa tú, disfrútala!)

María Narro dijo...

me gusta tu blog porque me encanta Marbella ;)

besos.

Fanmakimaki ファンマキマキ dijo...

esa puerta roja es preciosa.

Lena dijo...

La puerta roja! Sí!

Un beso

(cuando hablé de domingo gris me refería al mío....tú no eres gris!)

chuliMa dijo...

Y es que la Marbella de verdad, tiene gente de verdad..y no los ootrossss

Beshitos vecina, bonitas fotos

angélica beatriz dijo...

Hola mi Amiga hermosa.

Cuando platicas de esas "reuniones" en las aceras, justo enfrente de las puertas semiabiertas de las casas, me haces recordar la calle donde vivía mi abuelita María. Todo era dar las 5 de la tarde para que la gente sacara sus sillitas y se armara una fila de vecinos atentos conversando de cómo fue la vida ese día...

Me encantan los balcones españoles. Me recuerdan la sencillez y belleza de la vida, la armoniosa cotidianidad de un tiempo que se va despacio, escribiendo en esas macetas, en esos cristales, en esa mirada asomada, la verdadera esencia de la felicidad.

Mil besos para ti, desde un rinconcito al otro lado del mar.

P.D. ¿Los mexicanos no tienen una mijita de patio en mi Marbella amada?

la-de-marbella dijo...

Si que tienen jajajaja Bea. Es mas he conocido dos casas que compraron Mexicanos y la verdad es que cuando las reformarón quedaron espectacularmente bonitas. Una de ellas era pequeña y coqueta con un precioso mini jardin. La otra es de las casas mas bonitas que he tenido el gusto de pisar aunque desgraciadamente su dueño murió y fue vendida. El nuevo propietario, de diferente nacionalidad, la ha modificado cargandose el encanto anterior. Claro, que para gustos, los colores. Besos Guapa.

angélica beatriz dijo...

¡Gracias mi andaluza hermosa!

Mil besos más :-)