martes, enero 20, 2009

MALAS


Verdad es que nadie sabe que se esconde tras las puertas de los hogares. Verdad es que casi todos presuponemos el maltrato del hombre hacia la mujer sin entrar en detalles, simplemente con que lo denuncie ella.

Sin embargo hay casos en que es todo lo contrario. La mujer se convierte en falsa maltratada para lograr sus fines. En España hoy hemos conocido la historia de M.L.A.V. quien queriendo privar a su hija del derecho de visita paterno, presentó numerosas denuncias falsas contra éste. La mujer se valió de la ley para simular una conducta delictiva por parte de su ex pareja, incluso insinuando actos pedofilos. Siendo tan sumamente torpe que ha sido cogida en sus propias mentiras y ahora condenada por ello.
Otra mujer, Concepción P.B, se lía con su jefe tres años y cuando éste la recrimina al conocer que tiene otro novio, simula un intento de agresión sexual y lo denuncia.
Una vez aclarados los hechos y las circunstancias, la denunciada es ella por cometer un delito contra la administración de justicia, por denuncia falsa.
La pena, con sus atenuantes, queda en ocho meses de prisión y multa de seis euros diarios durante 16 meses (2.880 euros). Además, deberá pagar las costas del juicio.

Las denuncias falsas prosperan de forma atroz.
Un amigo, hace unos años, ante la entrada en vigor de la ley integral contra el maltrato me advirtió que muchas mujeres se aprovecharían de ella para sus propios fines. Entre ellos conseguir mejoras económicas en el divorcio. Me explicaba muy graficamente mientras caminábamos por la avenida que cualquier mujer se le podía agarrar al brazo simulando estar siendo atacada por él. Y que si, que quizás al final se sabría la verdad, pero que el daño ya estaría hecho. En honor a la verdad, me pareció un exagerado; hoy por hoy un hombre de estos tiempos.
Visitando webs que hablaban sobre denuncias falsas he encontrado algunas increíbles, entre ellas: http://www.secuestro-emocional.org/. Juzgar vosotros.

Jose El Frances Nina Pastori - Vicente Amigo-Ya no quiero tu querer from:FlamencoConrad

7 comentarios:

K dijo...

No hace muchos años que he visto un caso así muy cercano. El afectado, un casi hermano mío. Gran amigo y mejor persona.

En el último juicio, afortunadamente, el juez puso a la mujer en su sitio y le advirtió que, una denuncia más y sería ella la que iría a la cárcel.

No sé si habrá muchos casos con un final feliz como fue este. Imagino que habrá más en los que el hombre es el que resulta hundido para siempre sin poder hacer mucho para demostrar su inocencia.

Besos,

TORO SALVAJE dijo...

Es cierto que las denuncias falsas han aumentando muchísimo.
Incluso con la crisis hasta las de robo para sacar dinero del seguro.
Es una selva peligrosa la de ahí fuera.

Besos.

angélica beatriz dijo...

Es increíble que existan casos así, como los que nos narras querida Marbella. Me imagino que en muchas partes del mundo ocurren.

Deformaciones del valor de la justicia, o simplemente impiedad...

Un beso grande mi andaluza querida.

chuliMa dijo...

Te aseguro que yo tambien pensé, que algunas harian su particular agosto.

Debian de caerle penas duras, así se lo pensarian más de una.

En fins...beshitos vecina..que ventolera, pol dios¡¡¡¡

Noa dijo...

En mi taller http://tallerdenoa.blogspot.com/ tienes algo para recoger.

Anónimo dijo...

Era de prever, con una ley mal hecha y mal redactada, como es ésta, fundamentada en fines electoralistas (como tantas otras que van naciendo como champiñones).

La ley ha de ser igual para todos (¿Es necesario decir 'todos y todas' para establecer diferencias en lugar de unificar?); en el momento que beneficie a una de las partes la otra, la que sea, se verá perjudicada. ¿Qué importa el hecho de si es un hombre o una mujer, si existe perjuicio?
Saludos.

Enrique Rojas Guzmán dijo...

Vuelvo tras una ausencia prolongada, y forzosa.

Y aprovecho para saludarte.