lunes, julio 27, 2009

Desencantos y algun virus


De nuevo entre esta entrada y la anterior transcurren mas días de los que hubiese deseado. Ha sido uno de esos momentos inevitables en que una serie de acontecimientos encadenados me llenaron de desencanto y a veces de impotente desolación. Además mi chasis ha tenido que visitar varios talleres médicos y guardar cama durante unos días.

Mi cabeza ha seguido trabajando mientras tanto tratando de salvaguardarme el alma, menos mal.

Recuperada en parte, vuelvo con ganas de charlar. 

Julio llega a su fin sin la gran afluencia de turistas de otros años. La crisis se hace notar hasta en el bolsillo del hamaquero. Vayas donde vayas y estés con quién estés rara  es la conversación que no acaba en crisis. 

En el trabajo es aún peor. No solo tengo que enterarme de problemas ajenos bastante duros y de dificil solución, sino que esperan que saque la varita mágica y por arte de birlo birloque arregle lo que en algunos casos ellos solos han estropeado. Alguna gente me habla como si los clientes los tuviese guardados en cajas y solo hubiese que dar a un botón  para vender o comprar. Y claro, eso solo ocurre cuando lo que se quiere comprar es de mucha envergadura o lo que se quiere vender es de un precio muy bajo pero de calidad. 

Además en estos tiempos se ve de verdad como es la gente por dentro. Así hay días que me asomo a océanos de paz y bienestar y otros a infiernos en llamas. Eso si, la variedad no falta.

Escucho a un hombre que vive en una obra cercana hablarme de soledad: "Como solo, bebo solo, duermo solo y solo me moriré. Y no crea que me duele, que ya no.  Prefiero vivir solo y en la calle a estar con mi familia". ¿tan mal le quieren a Ud? le pregunto. ¿Y a Ud, me responde altivo, la quieren a Ud?. Me disculpo por la pregunta e intento seguir mi camino. Sin embargo en su esquizofrenia me acaba de etiquetar y no me deja ir facilmente. Cuando lo consigo camino todo lo rápido que mi dedo del pié mordisqueado por "un bicho sin identificar" me permite  mientras me prometo a mi misma volver a leer "Los renglones torcidos de Dios" de Luca de Tena. 

Y ya lo tengo en la mano. 

Las fotos son de La Consula- Churriana  (Malaga)


10 comentarios:

Lena dijo...

Ese libro es maravilloso....también está en mi lista de los releíbles.

¿Cómo puedes con los bichos?

Yo soy valiente para muchas cosas pero si un bicho me pica en un dedo me muero del pánico.

Le tengo pavor a los insectos con facultad para picar!

Besos, Marbellí!

TORO SALVAJE dijo...

Buen libro ese.
Ese hombre es sincero, y puede que hasta consecuente.
La mayoría no.

Besos.

giovanni dijo...

Lo describes muy bien, los efectos de la crisis y lo que resalta. Además, me gusta tu microcuento sobre ese hombre y tu reacción. Me pregunté qué libro es y encontré eso en Internet:

"Los renglones torcidos de Dios" de Torcuato Luca de Tena:
Alice Gould es ingresada en un sanatorio mental. En su delirio, cree ser una investigadora privada a cargo de un equipo de detectives dedicados a esclarecer complicados casos. Según una carta de su médico particular, la realidad es otra: su paranoica obsesión es atentar contra la vida de su marido. La extrema inteligencia de esta mujer y su actitud aparentemente normal confundirán a los médicos hasta el punto de no saber a ciencia cierta si Alice ha sido ingresada injustamente o padece realmente un grave y peligroso trastorno psicológico.

Un beso

DEMOFILA dijo...

Hola vecina, me alegro que estes mejor, como siempre, dándole vueltas a la cabeza.
La historia del solitario, me gusta, tú, como siempre, metiéndote en camisa de once varas, pero no te preocupes, seguro que no es nada, tú no estás sóla, estás muy bieeen acompañada.
Veo que le das a la lectura, yo ultimamente, poca cosa, a la playitaaaa, para leer el invierno, que con la chimenea acompaña, y pega más.
Un abrazo fuerte desde abajo, que continúes mejor, y que pase pronto la racha.

José Manuel Beltrán dijo...

Lo primero, y más importante, es saber que de nuevo estás con nosotros y que la pintura y carrocería, seguro, haya quedado bien.

Has elegido un libro excelente. Ya te han hecho la glosa del libro (que yo nunca te haría) pues la lectura es mejor descubrirla y disfrutarla cuando se lee.

Pero al hilo de la cuestión (y del libro) descubrirás (aunque ya lo sabes) que siempre hay personas que nos quieren. En ciertos momentos parece que no sea así pero la realidad es muy distinta.

Que sepas que aquí a tí se te aprecia (con crisis y sin ella).
Un saludo, ciudadana.
http://ventanademarbella.blogspot.com y
http://paradaconfonda.blogspot.com

DEMOFILA dijo...

Buenas noches, vecina, no solo has visto nacer mi blog, sino que me has sido de gran ayuda para sacarlo adelante, sabes que te lo agradezco con el alma.
Siempre serás bienvenida a mi casa bloguera, y a mi casa-casa.
Sabes que no voy a parar de luchar, que soy luchadora, y le planto cara a todo, como tú, somos dos leonas de la Metro Golder Mayeeeeer.
Un beso cariñoso de tu amiga y vecina de abajo.
Felices sueños.

angélica beatriz dijo...

¡Hola mi querida Amiga Marbella!

Ya veo que los días no se detienen, y que van marcando sutilmente el alma... lo maravilloso es que estamos vivas no crees?

Este verano ha sido ardiente en mi tierra. Colapsado por los rayos de sol que se niegan a esconderse tras la lluvia. Sea por Dios.

Un beso inmenso para ti. Vuelvo.

Xiada María dijo...

La soledad es el destino de muchos en esta sociedad. Yo la he elegido y ella me ha elegido. No puedo quejarme.

Besos

DEMOFILA dijo...

vecinaaaaa, ¿qué pasa?, todavía no estas buena, ya te he hecho tres visitas, y no cambias la entrada, a renovarse, si quieres un poquito de ayuda, aqui estoy yo.
Buenaaaas tardeeees, me voy a la ducha, guapa, acabo de llegar de la playa.
Un beso para arriba.

Marudemarbella dijo...

Hola guapísima

Me encanta como cuentas las cosas, tienes un don especial para ecribir.
Espero que estés recuperada y con el ánimo bien alto, te mando un montón de besos.
(Yo si te quiero)
Jajaja
Maru