jueves, julio 16, 2009

Veo



Perlas  de cristal rosadas rodean mis manos. Ella me las ha regalado con todo  cariño y yo las he aceptado. A veces es difícil aceptar regalos tengan el valor que tengan y vengan de quien vengan. En esta ocasión ha sido bonito y sencillo el gesto. Las perlas reprensentan las lágrimas que derramó y el color el calor que sintió en mi durante toda su batalla. Bella metáfora difícil de rechazar. Bebo champaigne francés en todo su esplendor en preciosas copas de cristal de bohemia. A pesar del snobismo del gesto bebo con placer, ella lo espera de mi. Brindamos por la salud del bebe durante toda la tarde.

Días antes encuentro a una mujer desamparada en la calle. Entablamos conversación. Yo la observo y ella lo nota. Intento penetrar en sus problema. No me deja. Su forma de hablar, su forma de vestir, raida y elegante, la forma en que se tumba en la acera me hacen intuir que algo no encaja en este puzzle. 

Tras varios intentos y cuatro o cinco cigarrillos me gano su confianza y me cuenta una historia amarga que no voy a repetir. Su consecuencia es la calle y un carrito de hiper cargado de bolsas.

Intento buscar solución entre los planes teóricos de nuestro estado de derecho y encuentro muchas palabras y pocas acciones. Pienso en todas aquellas casas cerradas a cal y canto con bañeras, duchas, spas y jacuzzis pendientes de estreno. Pienso en todas las camas libres, en todas las paredes que acogen hogares cerrados, vacíos y caray, se me saltan las lágrimas.

Un hombre rebusca en la basura en un contenedor cercano a mi casa, saca un trozo de pizza lleno de raspaduras de café y se lo mete en la boca.  Mientras el saliva degustándolo mi estomago se rebela a voces.

En un pueblo como el mio, tan bonito, tan lujoso, con tantas fiestas mutitudinarias y champaneras no hay un sitio para los transeuntes, para los desdichados, para los arrastrados del mundo. Tampoco habra a partir de ahora sitio para curar drogodependencias. Al menos los que no cuenten con medios económicos para ello. Los que mandan lo mandan cerrar.

Se anuncia a bombo y platillo la elección del defensor del pueblo y en el ultimo momento se anula.

No hay consenso entre los partidos políticos. Sin embargo el consejo ciudadano ya había decidido por mayoría a una mujer de entre todos los candidatos. Una vez mas, los que mandan, pasan de nosotros.

Sábado que parece lunes, mejor me voy a dormir.


6 comentarios:

Lena dijo...

Las diferentes caras de la vida.

Me has encogido.

Un beso, Marbellí.

TORO SALVAJE dijo...

Hay que mejorar la imagen de la ciudad.
Los marginados han de desaparecer. Supongo que si no lo consiguen alguien pensará en los campos de exterminio nazis...
Empiezan a llegar a la indigencia gente inesperada.
La indigencia es amable y hospitalaria, acepta a todos sin pedir ningún tipo de curriculum.
Mientras tanto miramos hacia otro lado.
Eso somos.

Besos.

DEMOFILA dijo...

Hola vecina, llevas razón, los marginados no tiene cabida en nuestra sociedad, entiendo que se te saltaran las lagrimas, todo es un engaño, como dice la canción, todo es un escaparate para la sociedad consumista.
La Hacienda de Toros, para algo bueno que hizo el anterior equipo de gobierno, éstos lo cierran, son peoreeees que los anteriores, y adivina, adivinanza, ¿qué pasará ahora?, incognitaaaa.
Mando un besote para arriba.

José Manuel Beltrán dijo...

MI más sincera enhorabuena por este post y por la forma de expresarlo.

Somos ( y perdón por la generalización) hipócritas, falsos, egoístas, solidarios de boquilla y estas "cualidades", en muchos casos, se dan en quienes más tienen.

Uno sólo es imposible que arregle el mundo pero, por desgracia, cada vez podemos ser más los que engordemos esa lista. Entonces estaremos en el mismo nivel de autosuficiencia que lo que aquí se ha reseñado como inmigrantes, que para mí son personas.

¿Hacienda de Toros? Por exagerar, a lo mejor se encuentra cerca de los lindes de la residencia de la Sra. Muñoz. No sea que un futuro se remodelen de nuevo... Mi ironía es sólo para destacar que algo que funciona no debe ser eliminado.

Un beso, ciudadana
http://ventanademarbella.blogspot.com y
http://paradaconfonda.blogspot.com
(mi blog de viajes)

Beauséant dijo...

hay dos mundos, así de sencillo y de complicado.. lo peor, lo más triste es que uno de ellos necesita del otro para sobrevivir, hacen falta muchos pobres para hacer un rico..

giovanni dijo...

Me llegas, conmuevas: "encuentro muchas palabras y pocas acciones". Y lo mismo me pasa con lo que sigue: "Pienso en todas aquellas casas..."

Un beso