domingo, mayo 09, 2010

Esperanzas


El destino tiene jugadas que todos desconocemos. Encuentros casuales, favores desinteresados, caminos que se cruzan en un breve momento y que años despues dan lugar a resultados sorprendentes.
Siempre he sido observadora del destino. Me he ido aficionando con los años a completar el puzzle de la gente que conocí, conozco y conoceré. Llego al convencimiento que mas alla de la rutina diaria, de la vida que vemos, algo se mueve independiente a nosotros mismos. Empeñandose en juntar pedazos de un mismo todo que a simple vista nada tiene que ver.
En estos días he aprendido: Que la Esperanza es mejor que la certeza. Que dijo Salinger que "la alegria es liquida y la felicidad solida" y que alguien pensó en mi al leerlo.

Que los juicios de valor no son siempre inamovibles, que todo se puede matizar.
Es domingo y afuera llueve. Los lapices de colores me rodean animando un día gris. El papel con circulos se va convirtiendo en un paraiso de pequeños soles amarillos y naranjas. El espiritu me canta aunque no pise iglesias. Me siento llena de esperanzas.



6 comentarios:

Lena dijo...

Qué grato leerte así.

Ojalá me contagies.

Besos, Marbellí!

DEMOFILA dijo...

Hola, eres la más guapa de las vecis que tengo.
Describes de maravilla todo lo que te propones, creo que servirías para escribir un libro, eres inteligente, y seguro que puedes.
Y te dije que no guardaras el paraguas, ya has dicho que llueve, si lo has visto, habrás comprobado que llevaba razón.
Te mando un beso, está en la puerta, sal a cogerlo y llevátelo a la mejilla.

TORO SALVAJE dijo...

Que bien que estés así.

Me alegro.

Besos.

esticomar dijo...

Nada existe por azar al igual que nada se crea de la nada.Todo tiene una causa, y si tiene una causa estaba predestinado a existir desde el momento en que la causa surgió. Debido a que la inmensa cantidad de causas es impensablemente inmensa, nos es imposible conocerlas todas y enlazarlas entre sí de antemano.
Cuántas veces somos sorprendidos gratamente por favores que en ocasiones hemos realizado desinteresadamente, por el sólo hecho de hacer el bien a los demás y cuánta alegría nos depara.
Interesante afición la tuya, así como la reflexión que nos trasladas hoy, no falta de realidad.
Un beso

Letizia dijo...

Dice mi madre que no existe el destino. Vete a saber...

Besos de Princesa

mari dijo...

Mejor no pensar en el destino porque agobia mucho.

Besos