lunes, septiembre 19, 2005


Mi hijo pequeño me enseña su libro de conocimiento del medio y me reta a hacer un bizcocho que viene en la primera lección.

Es el clásico y facilón bizcocho de principiante en el que se usa un yogurt y la medida de su recipiente para calcular las cantidades de harina, azúcar, aceite y leche necesarias. En menos de diez minutos estaba la masa en el horno y 40 minutos después, he aquí el resultado.

3 comentarios:

Lula Towanda dijo...

Pues con la repostería no me prodigo mucho, lo mío es el guisote. Tengo mala mano para los bollos y en casa se aplica la benjamina en estas faenas.
Tu bizcocho tiene una pinta estupenda y habrás dejado a tu hijo con la boca abierta.
Buen provecho

la-de-marbella dijo...

Gracias Lula. Se quedo pasmado; el bizcocho por la noche habia desaparecido, menos mal que lo retraté antes.

tandyprehiem5993 dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.