viernes, noviembre 18, 2005

EXTRAÑO OTOÑO


Si no fuera por la sequia, os diria que tenemos un otoño increiblemente gustoso en cuanto a climatología se refiere. Este año no he sembrado nada en mi terraza, he dejado que crezca lo que había y para mi sorpresa esta bastante bien. El jazmin sobrevive, la glicina inverna, las margaritas murierón ( no me importa. estaba cansada de su suciedad), los cactus engordando como locos; los geranios cada vez mas pequeños, pero floreciendo aún. Los rosales han quedado en el rosal y los claveles en clavelinas, he regalado el

agapanto y sorpresa: La buganvilla está totalmente florecida. Echare de menos a los jacintos,los tulipanes, clivias y hierbabuena. Mientras dure el buen tiempo a disfrutar del monte.
Al fondo de la foto se divisa Sierrablanca.

3 comentarios:

Denise dijo...

No sabes lo que te envidio, no solo soy incapaz de reconocer más que una rosa de un clavel, sino que carezco de la hermosa capacidad de cuidar (ni siquiera mentalmente) de ninguna planta

Y por lo demás, el otoño por acá solo es frío y lluvioso. Por suerte ahorita huyo a una habitación con calefacción y el novio a pocos pasos.

la-de-marbella dijo...

Pues todo es empezar. Las plantas son muy agradecidas;cuida un helecho y su verdor refrescara tu vista cada vez que lo mires. Saludos

xodo dijo...

Mira, mi planta favorita, la buganvilla ha resistido, es que saben renacer de sus cenizas.
Yo tambien envidio esos conocimientos y sobre todo el lugar donde tu estas para vivirlos