lunes, diciembre 10, 2007

ADíOS PUENTE, ADíOS

La fiesta pasó tan rápido que nos quedamos con ganas de volvernos a reunir. Lo bueno, ya se sabe, si breve, dos veces bueno.



Muchos chiquillos juntos, algunos infantes en cochecitos, producen una algarabía atroz, sin embargo los nuestros se comportaron magníficamente hasta acabar el postre. Daba gusto mirarles charlar de sus cosas emulando a los adultos. Tanto tiempo sin verse daba pie para que cada cual tuviese algo que comunicar a los otros. Los mayores "patoseabamos" entre chistes y anécdotas de gran carga humorística. Este año el organizador del evento era mi sobrino el mayor (primer bisnieto) y la Bisabuela hubiese estado orgullosisima de él de haber vivido para verlo.

Me deje la cámara de fotos olvidada y la pereza me impidió volver a buscarla. Hice muchas fotos con cámara ajena de las que dudo del óptimo resultado. Por si acaso,no las miré.
Entre brindis y discursos, algunos muy divertidos, las horas pasaron deprisa y si no hubiese sido por los pequeños la reunión habría terminado de madrugada.



Llegó la hora del adiós y cada cual regresó a su casa con la sensación de que todo iba bien en nuestra familia. Y eso que yo intenté provocar a una de mis primas con algún comentario sobre su trabajo y sus jefes. Como no se dejó, no insistí. Eche de menos además de a mi hermana "Octubre", que se encuentra viajando por ahí. A "Viñita" que estaba ocupada con uno de sus múltiples compromisos. A "Cabezón" que sigue igual que siempre y nos quiere en la distancia. Y a todos los que ya no están pero siguen de alguna manera con nosotros.
Exceptuando el tiempo de la fiesta el resto del tiempo se me fue en las tareas propias de una madre con niños y en leer.
Terminé "La Bodega" de Noah Gordon. Novela con

pretensiones históricas que narra la historia de un campesino que por azares del destino termina siendo viticultor. Se desarrolla en la Cataluña de finales del siglo XIX. Los personajes, como todos los de su autor, calibrados y medidos para su digestión automática hacen de la lectura del libro tarea fácil. Muy aconsejado para vacaciones ó periodos de inactividad forzosa, muchos se engancharan a su lectura. Aunque a mi me revientan las historias en que preveo el final en los primeros capítulos, creo que el éxito de ventas esta servido.
Sin embargo empiezo sin ganas " El cuento numero Trece", de la escritora Británica Diane Setterfield. Su fama le antecedía y pensé: otro best seller No XDios!! Pero no, que va. Fantastica novela gótica plagada de fantasmas y descripciones magnificas. Un homenaje a las hermanas Brontë. Un complejo estudio de las relaciones entre gemelos. Una recreación perfecta de toda una época. Aunque no lo he acabado, lo haré en breve, lo recomiendo a lectores aplicados.
La Musica toda para "Octubre" ahhhhhggg, ella sabe porque. "Joao Gilberto e Caetano Veloso - Garota de Ipanema"

9 comentarios:

TOROSALVAJE dijo...

Me apunto "El cuento número Trece", tal como lo pintas parece muy bueno.

Besos.

Cabezota sin remedio, corazón enorme dijo...

Es que te deberían recomendar para hacer reseñas, lo pones tan bien que es mejor no resistirse.

angélica beatriz dijo...

Mi Amiga querida y hermosa,

Es una delicia escucharte cuando nos platicas de esas reuniones familiares. Es fácil sentarse allí, entre toda esa algarabía de pequeños marbellís (supongo), y sentir que las horas transcurren lentas, amenas, sin prisa de acabar con una oportunidad más de comprobar que la vida es dulce, sobre todo cuando se comparte con nuestros seres queridos.

La lectura enriquece el alma y, de paso, el intelecto :-)

Se ve buena esa novela del Cuento Número Trece. Coincido con Torito. veré de comprarlo. A ver si no me pasa como otro libro que abunda en vuestras librerías, y que aquí en México, ni siquiera ha asomado.

Gracias por tu bella música. Siempre me gusta.

Muchos besos mi Amiga hermosa.

chuliMa dijo...

Besos wapa, me alegro que tu reunión familiar de para un buen post ;-)

blumun dijo...

Bueno, en esta reunión tan estupenda, no debía haber ninguna suegra.
Recomiendas los libros de una manera, que haces apetezca al menos comprarlos.
Saludos.

Radio Maricomplejines dijo...

A mí también me ha pasado el puente volando. Y las Navidades se me acercan a velocidad prohibida por Tráfico.

Besos

Putas y Princesas dijo...

leerte es como mirar desde un agujerillo...me encanta, muaaaaaa

Doncel dijo...

Gracias por los consejos literarios,
Es un placer vivir las reuniones de familia. Los ratos buenos hay que aprovecharlos al máximo, los malos, llegan solos.
Te dejo un beso.Antonio

guerrero dijo...

Me alegro de que lo pases bien en familia, a veces estas reuniones son un poco delicadas aunque no es mi caso, mi próxima reunión familiar debe esperar al verano, cuento los días que faltan y lamento no poder estar un poco más cerca de mis papis y sobrinos.
Lamento asímismo no tener el verbo fácil que Vd demuestra en sus escritos, dá gusto leerla pese a no tener ni idea de los libros que nos cuenta.