jueves, diciembre 18, 2008

MIS AMIGOS HOLANDESES


Llegan Giovanni y "Afli", su compañera, procedentes de Holanda. Llegan con su habitual alegría y capacidad de sorpresa intactas; son una bella pareja.

Mirar los ojos de Afli es muy placentero. No solo por el hermoso color azul que despide su pupila, que también, si no por la inteligencia y calor que contienen.

Me encanta oírla expresarse en español. Español que mezcla con expresiones y términos latino americanos, hoy ya cosmopolitas por efecto de la globalización.

Anoche me narraba como un cuento sus esperanzas e ilusiones, sus trabajos, su pintura fantástica.

Giovanni, http://www.zambrone.blogspot.com/ continua como si el tiempo no pasase por él. Nos reímos con mis cosas. Le hago mucha gracia con mi manera de hablar. Charlamos sobre mi blog y literatura, comemos tapas y bebemos cerveza. Las horas vuelan. Se quedan hasta el 23.


Hoy he tratado con una mujer que era como esta planta: pinchaba mucho. Me ha dejado llena de espinas y con el cerebro seco. Sobreviviré, mañana siempre es otro día. Bye.
Pink Floyd - Money from:Frylock55

6 comentarios:

TOROSALVAJE dijo...

Tengo la sensación de que cada vez hay más personas con espinas, no sé a que se debe, puede que sea la crisis que genera mal humor o quizás los nervios de las navidades...

Besos.

Bel dijo...

¡qué maravilla llegar aquí y encontrarme con una entrada de alguien que conoce en persona a quiénes son para mí, desde luego encantadores, pero que sólo tenían, hasta ahora, realidad virtual! Y de pronto tú les has dado una dimensión tan real...
Y lo superjovencísima que era la primera vez que oí esta canción. ¿quién se cura así de la nostalgia?
Espero que ya te hayas sacudido las espinas. Y dudo que tu cerebro se haya secado, por lo que veo en tu blog hay ahí un montón de esponjosa y suave materia gris.
Un abrazo, con mis mejores deseos para este 2009 que ya llega.

blumun dijo...

Muy buen Domingo :)
Ante todo desearte Feliz Navidad, y que pases unas fiestas estupendas.
Yo tambien tengo una amiga de la infancia en Holanda, con su hija.
No vuelven hasta el verano:)
Un fuerte abrazo, y recuerda, que, a veces, las espinas son un caparazón para defenderse. Y al final, lo que cuenta, es la belleza de la flor.
Un fuerte abrazo.

Mª Ángeles Cantalapiedra dijo...

las personas con espinas hacen mucho daño... lo sé muy bien

Lula Towanda dijo...

ains!
Mi jefe tonto y malo es holandés, nada parecido a tus amigos.
Mirada mate de inteligencia, egoísta, insensible y un autético cacho de carne, como el cardo borriquero que comentas en el post.

No debiera, pero tengo cierta aversión a los holandeses.

Doncel dijo...

Desde esta colina de sueños, te deseo:
FELIZ NAVIDAD.
Besos, Antonio