lunes, febrero 05, 2007

FUMAR


Reconozco que el tabaco es malo para la salud. Reconozco que el humo es molesto y dañino. Reconozco que es un vicio tonto y caro. Reconozco que hay que tener fuerza de voluntad para dejarlo. Todo lo reconozco, pero eso no me ayuda a dejarlo.
He empezado mi propia campaña Pro mis pulmones. Como es mía, yo me pongo las normas y yo me las salto. Consigo aguantar sin fumar en los sitios no permitidos sin ponerme ciega a caramelos. Observo a otros que lo han dejado y se los comen de tres en tres. Incluso conozco a uno que lleva un cigarrillo de plástico en la mano continuamente. El hombre se pasa el día dando caladas virtuales. A mí el tabaco me sirve para desestresarse de los demás. Cuando estoy sola apenas fumo.
Se acerca el carnaval y recibo una invitación para ir a Cádiz. Por tercer año consecutivo deniego la invitación, esta vez traerá cola, mi amiga no me va a perdonar. Siento muchisimo no ir, pero lo sentiré más si lo hago. Ya me paso con "El Rocio" y la "Feria de Sevilla", hay cosas que no son para mí.

Noa y Lula se esfuerzan por ayudarme con la música, lo intento de nuevo, esta vez bajo la dirección de Noa.

4 comentarios:

Fanmakimaki dijo...

A mi me encanta, pero solo tonteo de vez en cuando porque es un vicio peligroso. Mucho.

giovanni dijo...

Conociéndote un poco no puedo imaginarme que una campaña propia tuya podría ser no ver a nadie... ("Cuando estoy sola apenas fumo.") Aunque te gusta un montón leer libros te veo también como un "animal social" como suelen decir en Holanda de alguien que se relaciona, que habla fácilmente con otra gente.
Besos y un gran abrazo

K dijo...

Reconozco exactamente lo mismo que tú, y lo comparto. Yo también, de vez en cuando me pongo mis propias normas... A veces consigo no saltármelas.
Respecto a que es molesto, también lo reconozco, pero es que esto se ha convertido en una caza indiscriminada al fumador.
Ayer me dí cuenta que yo también he quedado fatal con una señora fumadora (siéndolo yo también) porque alguien que se sienta conmigo cada mañana a desayunar le dijo de manera no muy diplomática que le molestaba su cigarro una mañana que estábamos en mesas contiguas. Ayer me dieron ganas de decirle a la señora que a mí no me molestaba, al ver que apagaba rápidamente su cigarro cuando yo lo miré pensando: "mmmm!!, qué bien le tiene que saber!".
Y digo yo: Por qué a quien no le gusta el humo del tabaco desayuna cada mañana en una cafetería donde se permite fumar?. Por más que lo pienso, no lo entiendo... Lo que nunca piensa es:
EL FUMADOR NUNCA INTENTA MOLESTAR AL NO FUMADOR, por favor, intentemos ser TODOS igual de comprensivos...

TOROSALVAJE dijo...

A mí me molesta el humo de los coches, mucho, es nocivo para la salud, y no veo que los "no fumadores" dejen de conducir, y vayan apestándome el aire que respiro.

Estoy esperando a ver cuando inician la campaña y se venden sus coches para no contaminar y no enfermarnos con el monóxido de carbono, pero no los veo muy decididos......

Una farsa de principio a fin.

Si tienes a Noa de profesora tu blog te lo agradecerá.

Besos.