martes, mayo 08, 2007

BELLO LUNES



Durante el fin de semana muere la que fuera mi nevera/congelador en estos últimos once años.Me da un enorme sofocón máxime cuando he de ponerme a cocinar como una loca el domingo por la tarde y gastarme una pasta en una nueva.Mi congelador estaba preparado para la tercera guerra mundial ó una hambruna, así que tras repartir entre los congeladores de los vecinos todo lo que les cabía, ellos están igual de preparados que yo. Inicié entre protestas, gestos huraños, airados y compasión por mi misma la ingrata tarea de cocinar. Ni mi bonita cocina, ni los gestos de ayuda de mi marido me ayudaban a sobreponerme. Solo quería gritar: " Mierda de electrodomésticos".

Entre cebollas, gambas, pimientos, ajos, tomates y demás condimentos preparo un fondo de arroz. Animada por el buen olor y una copita de orujo, saco la carne picada y le meto mano a las albóndigas. Treinta y tantas bolas después y otra copita de orujo me siento contenta y feliz. La salsa de almendras esta suelta, la ultima vez se convirtió en engrudo
y sabe estupendamente. El puré de patatas da gusto. Lo de ayer fue la excepción que confirma la regla. Mi regla: A cada uno lo suyo, lo mio no es la cocina, no, no. Con lo bonito que es ver cocinar y comer, que poco apetecible me resulta.

Creo que no soy buena cocinera porque he estado siempre rodeada por ellos. Me era tan fácil y agradable comer el exotismo de mi hermana Febrero, la prudencia de mi hermana Octubre, lo exquisito de Noviembre ó lo castizo de Septiembre que nunca me metía en nada. Mis padres además rivalizaban entre ellos a ver cual de los dos se llevaba el tenedor de oro. En fin que nunca tuve necesidad ni ganas de meterme en dichas jaranas. Evito cuanto puedo ser yo la que cocine, lo demás no me importa. Es decir el resto de las tareas domesticas. Ha vuelto Psuiza y hemos hablado una hora por teléfono. Acabo de pensar en ella y se que me diría, corta el rollo, pon música y vamos a fumar. Le hago caso. Ahhh " los novios anónimo" estaban tan ensimismados el uno en el otro que ni flowers de la foto. Va por ellos

4 comentarios:

K dijo...

En las vacaciones de 2005 se me fue la luz y se pasó dos semanas sin funcionar el frigorífico... Te puedes imaginar el destrozo que me hizo en el congelador?. El año pasado dejé todo vacío, por si acaso, jejeje... Los congelados tuvieron un bonito viaje al congelador de mi madre!
Besos

Alba dijo...

Estoy de acuerdo contigo: ver cocinar y comer. Eso esta muy bien. El único problema es que o cocino yo o no come nadie algo que no sean unas empanadillas y unas patatas congeladas, jeje.

Besos desde el agua.

Anónimo dijo...

y tu mus de chocolate que eh????.
Besos,hasta mañana.

fumatadesabores dijo...

Hum, la verdad, es que comer lo que cocinan otros (si tienen idea), es una gozada, pero si le coges el gusto a cocinar, es casi una terapia. Pero no cocines con hambre o no tendrás paciencia, jeje, es el fallo que hace que lo terminemos todo deprisa y corriendo para sentarnos a la mesa.
Y que suerte que te dure 11 años la nevera, tal y como hacen las cosas hoy, de usar y tirar, a saber cuanto durará la que me vino con el piso....
Animo, y enorgullécete de Marbella, yo también sufro por la costa del sol, pero este escarnio es una moda que, como todas, pasará (i.e. la Lewinski, Gran Hermano, si el príncipe se debió casar con Letizia, etc etc etc, dejalos que se divertan dos días con nosotros, que remedio nos queda)