miércoles, mayo 30, 2007

DISCUSIONES, ACCIDENTES Y OTRAS HISTORIAS QUE CONTAR


Amanece en verano y los turistas se tiran al sol.
Hace un día tan agradable, climatologicamente hablando, que apetece pasear. Divido mi tiempo en quehaceres varios; entre destino y destino disfruto del sol andando ó través de las lunas del coche mientras suena Kiss FM. Me he vuelto un tanto estúpida con la música del coche, cualquier cosa me entretiene.
Viñita, ha sufrido un percance mientras auxiliaba a su padre. La caída sin importancia del padre imposibilita a la hija. Lo mejor es poder agradecer a Viñita lo buena amiga que siempre ha sido, una hermana más. Sin darse estas circunstancias ella nunca hubiera permitido... (Nena, en nada estarás caminando y te acordaras de estos días de culebrones y revistas. Disfruta del reposo obligado, no te hartes de bombones y X Dios, saca las flores a la terraza, o que alguien lo haga por ti.)

Casi rozando la una de la tarde mi móvil me trae problemas. Bueno, más que el móvil solícito, la voz que me transmite una queja ciudadana respecto a la fiesta del sábado. Al pronto, no me lo creo,una broma me digo, segundos mas tarde salgo de mi error. Mas seria no puede ser la llamada. Me desespero, me enrabieto, me cabreo, me lleno de ira, me.....,en fin, que al mal tiempo buena cara y ,,,,,,un miura después, respiro aliviada. Todos contentos y yo mas negra que Donna Summers, no cuento por qué. Pa´qué. Debo haber nacido para mediadora, que cruz, que aburrimiento.
Mi madre decide pintar amapolas y ya las había pintado. Olvidó que les había encargado un marco. Hoy nos lo entregan. Las dos nos sorprendemos con el resultado del cuadro, es bello. En serio, muy bello.



3 comentarios:

angélica beatriz dijo...

Hola Marbelita linda.

Discusiones siempre las hay, y mejor, así probamos nuestra capacidad de tolerancia, la inteligencia para resolver los problemas y ponemos a trabajar a nuestro hígado ;-)

Que se mejore Viñita.

Felicita a tu madre por ese cuadro de amapolas que me gustaría contemplar.

Y tú, sigue escuchando música en el coche. A mí me encanta sentirme saturada por las notas de una bella canción.

Gracias por Donna :-)

Un beso para ti.

Alba y Alvaro dijo...

Pero bien esta lo que bien acaba, ¿no?

y que placer da cuando se crea algo bello. Es dificil de explicar, pero es una satisfacción profunda...

Besos desde el agua

Noa- dijo...

Contemplar la belleza de las amapolas nacida de una mano querida es hermoso.

Saludos