lunes, abril 13, 2009

Aquella Maritrini


Se acabaron las vacaciones. Retornamos al timbrazo del despertador, las carreras matutinas, los problemas y la realidad del día a día.

Estos días de paréntesis vacacional han pintado de esperanza el negocio del turismo. Nos habeís visitado muchisimos, tantos que hasta hemos hecho cola juntos para entrar en Puerto Banus o pagar en la caja del supermercado. Lo importante es que los visitantes se van contentos con el clima y sobre todo con ganas de volver. Por las caritas de pena de algunos de los que me ha tocado despedir seguro que hoy están soñando con la playa de ayer.

Leo que ha muerto Mari Trini, cantautora española, a la edad de 62 años. Caigo en la cuenta de que hasta ahora nunca he sabido su edad. La primera vez que oí de verdad a esta mujer fue a raíz de mi 12 cumpleaños. Recibí un come discos de color azul eléctrico y varios discos como regalo. Si no recuerdo mal se suponía que tenía que compartirlo con mis hermanas aunque la propietaria y responsable del aparato era yo.

Anda que no ha rodado veces el aparato por las escaleras del patio en medio de una disputa y sin ni siquiera sollarse el plástico.

La voz de Maritrini inundaba los atardeceres bajo el platanero al igual que los Los Brincos iluminaban las mañanas en los pinos mientras sonábamos hacernos mayor.

Nos aprendimos las canciones de tanto oírlas y si nos sentíamos dramáticas por cualquier cuestión frivola hasta derramabamos alguna lágrima furtiva oyendo su voz.

La letra de sus canciones contenían historias muy fáciles de atrapar y que te atraparan, no he podido olvidar algunas a pesar del tiempo transcurrido.

Leyendo a Cortazar y sus Historias de Cronopios y de Famas me sentí mas cronopio que fama conservando mis recuerdos. Los cronopios dejan los recuerdos sueltos por la casa y los acarician al pasar. Los famas los etiquetan y guardan con rigor.


6 comentarios:

TORO SALVAJE dijo...

Los famas aburren a un muerto.

Mejor Cronopio.

Besos.

José Manuel Beltrán dijo...

Cierto. ¡Se han ido todos!. No cabe duda que ha sido beneficioso para la ciudad, no tengo yo tan claro, que lo haya sido para los que vivimos aquí.
Como bien dices, esas colas en Puerto Banús. De nuevo, esperas para coger mesa. Pero, si nosotros vivimos en un paraiso todo el año, dejésmoles que ellos lo disfruten un poquito.

¡Bonito homenaje a Mari Trini!. En su tiempo nos envolvió con sus letras. De esa boca, ligeramente arqueada, salieron unas baladas de amor muy bonitas.

¡Por cierto!. He enlazado tu blog en el mio. De esta forma estaremos más en contacto.
Un saludo, ciudadana.
http://ventanademarbella.blogspot.com

Sibyla dijo...

A mí también me dio pena la muerte de Maritrini!

Amores se van marchando....

Me parece que somos de la misma quinta?

Besos:)

DEMOFILA dijo...

Hola, guapa, estoyu oyendo a Mari Trini, y me da nostalgía de mis tiempos. Ciertamente han venico mucho foráneos, el casco antiguo estaba que daba gusto verlo, ha sido bueno que no haya hecho tiempo para la playa, los comerciantes, nuestros comerciantes de Marbella, de nuestro casco antiguo, han remontado un poquito la crisis.
Tu serás, como yo, marbellera de pura cepa.
Un beso. Me enlazo contigo. Volveré.

Marbisis dijo...

Se acabaron las vacaciones y espero que también las preguntas sobre el concepto de Dios… Te sigo desde mi blog.

Un abrazo.

スペインから日本まで dijo...

62 agnos?? es una edad muy joven aun... a mi madre le gustaba mucho, bueno quien no la conoce con la de veces que han hecho imitaciones. Bueno despues de las avalanchas de Semana Santa de nuevo un poco de tranquilidad, pero seguro no durara mucho, el verano y la feria ya lo teneis encima.