lunes, abril 27, 2009

Cuando te toca


El viernes pasado acudí a una cena para mi algo especial. No se trataba de la gente que me acompañaba,muy simpática por cierto, ni del lugar, muy bonito. Ni siquiera la comida, la bebida, el baile o el sorteo de regalos a los postres.

Era una cena para recoger fondos para la Asociación de enfermos de Alzheimer.

En estos tristes tiempos en que soltar un euro duele, un numeroso grupo de personas lo soltamos muy gustosamente. Algunos como en mi caso, queriendo agradecer de alguna manera la labor que realizan en la asociación.

El alzheimer forma parte de mi vida. Siempre sera así hasta el final de mis días. Me ha costado tiempo y esfuerzo aceptar que le ha tocado a mi madre. Que cuando te toca te toca.

Despedirse dos veces debe ser muy duro. Yo ya lo he hecho una vez. Lloraba desconsolada delante de una mujer muy guapa, muy tierna, pero muy desconocida para mi.Me dí cuenta que ella, Mi madre, ya no estaba tras aquellos ojos verdes que saltaban de acá para allá sin quedarse quietos en los mios. Lo banal pasó a ser fundamental. Lo fundamental sencillamente se perdió entre el laberinto neumoral que es su cerebro. Aun está en una fase en que todo es cansino pero amable. Aun.....

Yo nunca he querido hablar en el blog de ello, nunca. Pero algo ocurrió el otro día con la hermana de un amigo. Le costó tanto saber que yo era yo, que me recordó mi madre al principio de. Llamé a mi amigo para advertirle y me lo agradeció mucho, algo notaba, pero no sabía exactamente qué. Han acudido a al neurólogo y parece que algo hay.

Por tanto, creo que es necesario estar atentos a la gente que nos rodea. Muchas veces creemos que son signos de carácter lo que es anuncio de una enfermedad. Solo recordaros que el Alzheimer puede comenzar hasta ocho años antes de manifestarse como tal.

Es lunes, ha hecho sol y la temperatura vuelve a subir. Mañana como siempre: sera otro día.

Bye.

Siboney -Connie Francis


12 comentarios:

Marbisis dijo...

Has compartido para todos los que te seguimos en este blog algo personal en tu vida familiar del que no querías hablar… pero lo has hecho por tu deseo de ayudar a los enfermos de Alzheimer.

Un abrazo.

PD: Ayudar a los demás es ayudarse a sí mismo.

TORO SALVAJE dijo...

Un compañero de trabajo lo está padeciendo con su padre desde hace un año, está conmocionado, es tal como dices.

Un abrazo y todo mi ánimo.

Besos.

Anónimo dijo...

"Muchas veces creemos que son signos de carácter lo que es anuncio de una enfermedad".
-----

O simplemente 'manías'.

Sabes bien de lo que hablas y tristemente me identifico en tus palabras. Es uno de los azotes de este siglo y no me creo que solo sea el envejecimiento de las neuronas lo que lo produce, por mucho que los neurólogos lo dijeran...

Te acompaño en tus palabras y en ese sentimiento tuyo de ahora que reconozco y comparto. Sólo quiero decirte algo, no la has perdido. Muy en lo profundo ella sabe y te siente, créeme, por mucho que tu no lo identifiques como tal y hasta llegue a desesperarte esa lejanía suya; por mucho que aún no haya empeorado, que lo hará. Es un sufrimiento cruel por una enfermedad cruel; pero todavía la 'tienes', niña. Yo la perdí hace cinco años y cada día recuerdo esa mirada ausente que comentas y a pesar de ella, sin ser entonces lo que fue, la echo de menos. Disfruta de ella en lo que puedas...

Ánimo y permíteme que te envíe un abrazo.

B

DEMOFILA dijo...

Tu confesión me ha llegado al alma, casi me ha hecho llorar, no sabía que tenías tanto dolor dentro, pero Anomino lleva razón, disfruta de tu madre mientras puedas, yo también hace años que perdí la mía, y no se le llevó el alzheimer, aún me duele, y mucho, no me pude despedir ni una vez.
Da gracias al cielo de que tú te puedas despedir dos veces, de que esos ojos verdes te miren, aunque estén ausentes, seguro que ella te lleva en el corazón, dónde siempre te llevó, y tú, mantenla en el tuyo, como hasta ahora, eso te confortará y te ayudará a quererla aún más de lo que la quieres ahora.
Me ha quedado una angustía muy grande con tus palabras, siento un nudo en la garganta, me duele tu dolor.
Besos y ánimo, mira a tu madre de frente y reflejáte en esos maravillosos ojos verdes, que has comentado, con el reflejo de tu imagen parecerán menos ausentes.
Tu amiga DEMOFILA.

la-de-marbella dijo...

Gracias todos por los comentarios.
No quería entristecer a nadie, no era mi intención. Realmente sigo mirandome en sus ojos e intento cuando estoy con ella pensar que sigue dentro. Lo intento, de verdad que lo hago. Otra cosa es que lo consiga siempre. La vida es cruel a veces y esta es una de ellas.

José Manuel Beltrán dijo...

Lo siento, llego tarde, de nuevo. Pero yo no creo que esta entrada deba de entristecer a nadie. Dejemos esa pequeña tristeza interior, pero con todas nuestras fuerzas, afloremos nuestra ilusión, nuestra esperanza; nuestro cariño; afloremos todo lo bueno que podamos tener (que seguro que lo tenemos) para compartirlo. Y si es con aquellos que más lo pueden necesitar, pues más mejor (como se dice por aquí).

Un beso, ciudadana

Lena dijo...

Terrible, Marbellí.

Te envío ánimo, amistad y cariños.

Marudemarbella dijo...

No tenía ni idea de lo que estás sifriendo; Y debe ser una sensación muy dura, sentir que tu madre no te reconoce; siento dolor porque la conozco y la quiero mucho, como alguien de mi familia, piensa al menos, que quizás su estado le sirva para no sufrir; como una anestesia.
dale un beso muy grande de mi parte, y otro para tí.

la-de-marbella dijo...

La verdad Maru es que si me reconoce. La que no la reconozco soy yo a ella. Aun la cosa va despacio y las limitaciones que sufre son en cuanto a lo basico, como cocinar, conducir, pensar coherentemente etc etc. A simple vista y sin entrar en honduras con ella se puede tener una conversación mas o menos bien.

Ella siempre te ha apreciado mucho, como eres de las "niñas" que conoce desde pequeña seguro que te ve y te reconoce sin problemas. Otra cosa sería si te hubiese conocido ayer i antes de ayer. En fin.... Gracias Guapa

Marudemarbella dijo...

Me quedo mas tranquila, me había asustado mucho.
Supongo que habrá buenos medicamentos y terapias para retrasar lo más posible sus síntomas, hace un montón de tiempo que no la veo, yo también la quiero mucho.

angélica beatriz dijo...

Hola mi tan querida Amiga.

Decía la Madre Teresa que cuando la enfermedad tocara a nuestra puerta, le abriéramos, seguros de que es Cristo quien viene con ella...

No he pasado por lo que estás viviendo, Marbella querida, pero trato de comprenderte, de entrar en tu corazón y de sentir lo que sientes.

El amor de tu mamita está contigo, y con ella, el gran amor que siempre le has entregado. Que sea cada día a su lado una prueba de este gran lazo que las une.

Un beso y un abrazo con todo mi cariño, para ti, mi Amiga querida.

スペインから日本まで dijo...

No sabia lo de tu madre, lo siento mucho, debe ser muy duro, Japon es un pais muy envejecido, y el alzeimer es un gran problema asi como el cuidado de los mayores pues apenas hay ayudas sociales y es la familia la que tiene que hacerlo cuando cada vez hay menos jovenes y ahora son los ancianos los que tienen que cuidar de otros ancianos. Me da miedo el alzeimer y desafortunadamente aun no hay remedio, es que es muy distinto el tipico chocheo de viejo que el alzeimer, y se de gente que desde los 40 agnos lo ha contraido, me da pavor, suele ir unido en esos casos a una depresion u otro problema mental o psicologico, salio el caso de un hombre tipico ejemplo de aqui trabajador a destajo al borde del "karoshi" y del stress y la presion a los 40 agnos empezo a olvidar cosas, y parecia que era cansancio pero era alzeimer a los 50 ya no recoce a su mujer ni a nadie.
Animo un beso