jueves, marzo 29, 2007

ENVIDIA DE BANCO


Merecen la pena los días como ayer, para apreciar los que son como hoy, al menos climatologicamente hablando.
El hombre leía su periódico ajeno a mí y a mi cámara. No me he atrevido a tomar la foto más cerca ni con más perfección, no quería molestarle. La envidia me ha corroído un rato grande, yo quería sentarme en ese banco a mirar el mar. Hay otros bancos, pero a mi me gusta ese, manías.
Como tenía que hacer tiempo he bajado a la orilla a aspirar el mar, que bien huele. Los azules luminosos del agua, la arena pigmentada ocre, las tonalidades verdes de las plantas han hecho por un momento que me olvidará de todo. Menos mal que sopla el viento; me ha devuelto a la realidad y al trabajo. Al subir al paseo, el anciano seguía leyendo con fruición la prensa en mi banco favorito. He sentido su gozo al sol y nos hemos sonreído. Otro día será.

3 comentarios:

Fanmakimaki dijo...

Tu banco, tu panorama, tu periódico. Esos pequeños rituales que tanto nos gustan.

TOROSALVAJE dijo...

No me extraña que sea tu banco preferiodo, ahora lo es también mío.

Besos.

Noa- dijo...

En ese banco me sente hace ya algun tiempo, pero no lei periodico, solo contemple el mar.


Saludos