domingo, octubre 14, 2007

LLUEVE

Llueve otra vez. Y con la lluvia nos quedamos en casa cada cual enrollado en lo suyo. Solo Perro se aburre. Camina de habitación en habitación buscando apoyos, colaboradores o cualquier circunstancia que lo saque del tedio dominguero.

Visto que no puede con nosotros, se tumba a mis pies y resopla. Solo le falta gritar: Me aburro.

Todo lo contrario de mi, quiero hacer tantas cosas que me falta tiempo, horas. Tras lo ocurrido al inicio del puente me he sumido en un sueño pesado que me ha hecho dormir casi veinticuatro horas del tirón. Recuperada de la impresión caigo en la realidad de lo que significa una "perdida súbita" en una familia, en un colectivo. Esa sensación de irrealidad se acrecienta en días tan grises como el que nos acompaña el final de las cortas vacaciones.

Subo flores y Supertramp. Por los días grises, para que se bañen de color.




7 comentarios:

El Mat" dijo...

"caigo en la realidad de lo que significa una "perdida súbita" en una familia, en un colectivo. Esa sensación de irrealidad" la verdad no se que quieres decir..lo intuyo, peor me asombro, me quedo con tu último parrafo, subo flores, para los días grises....la verdad es que es muy bueno

TOROSALVAJE dijo...

Te abrazo,he leído el post anterior y entiendo tu dolor, y esas sensaciones, no quiero ni imaginar las de su familia.

Un beso.

Nosotras mismas dijo...

Seguro que tienes la paleta de colores necesaria para cambiar esos días grises.


Gracias por ser una de las personas que hacen sonar sus tacones.

Besos.

chuliMa dijo...

Animo wapetona.
¿sabes? Esto de los blogs consigue (aun) hacerme reflexionar sobre los lazos que se crean con unos simples comentarios en blogs ajenos.
Un beso.

Fanmakimaki ファンマキマキ dijo...

la irrealidad es bestial. Si.

IGNACIO dijo...

Bañado me quedo, mientras llueve en mi ciudad, y el perro juguetea con mis zapatillas.

Un abrazo.

angélica beatriz dijo...

Mi Amiga querida,

La lluvia acrecenta esa sensación de inmovilidad, de sosiego con matices grises, de resignación obligada...

Las flores ayudan a volver a sonreír.

Te ofrezco un ramo de tulipanes, fresquitos, y mi cariño inmenso.

Un beso en la distancia.