miércoles, octubre 24, 2007

MIERCOLES

Llueve afuera mientras leo en las noticias que otra mujer ha muerto a manos de su pareja dentro de lo mal denominado Violencia de genero. Dijo mal porque considero que se debería denominar a semejante Horror, Violencia Domestica.

Es violencia domestica ya que se desarrolla dentro del hogar y a manos de esposos/as, familiares, amigos ó parientes.

Es un acto terrorista contra la vida familiar en un marco totalmente domestico, cotidiano.

No estoy de acuerdo en lo del "genero". Son asesinatos domésticos independientemente del sexo del agresor o la víctima. Son asesinatos a Seres humanos. Cuando se dice de genero es como si solo por ser mujer estuvieses condenada a que pueda ocurrirte. También hay hombres que mueren a manos de sus esposas, de sus padres, de sus madres, de familiares directos ó parejas de hecho.
Es un tema delicado y cada uno tendrá su opinión. Después de todo solo estoy refiriéndome a una cuestión semántica ó de denominación.
Conocí a la chica asesinada hace tres años. Trabajaba como auxiliar en una residencia geriatrica. La recuerdo muy joven y muy simpática. Recuerdo en particular una paella con mi abuela y todo el personal de la residencia, en la que alabó con ganas el gusto del arroz.

Quien le iba a decir que tras cruzar mares y océanos, tierras llanas y montañas buscando un mundo mejor, encontraría la muerte en manos del amor.

La música de hoy va por ella y por todos los que algun día entregaron su corazón a la persona equivocada, costandoles la vida.



5 comentarios:

giovanni dijo...

Que triste.

angélica beatriz dijo...

¿Qué increíbe la violencia familiar, verdad?

Muchos de los casos son a causa del alcohol o de las drogas, desgraciadamente :-/

Gracias por el video mi querida Amiga. La Callas siempre bella.

Un beso muy grande hasta nuestro mar.

K dijo...

Ayer, mientras intentaba encontrar una entrada al aparcamiento del hospital civil de Málaga, de pronto nos encontramos mi madre y yo con que había un desgraciado agrediendo a una mujer, imaginamos que sería su pareja. ¡¡Nadie puede imaginar la impotencia de no saber explicar en qué punto exacto de la ciudad estás cuando quieres llamar a la policía para que intervengan!!.

Afortunadamente, era una calle bastante transitada y la gente, hoy en día, no cierra la boca y no se lo piensa a la hora de llamarle la atención al agresor.

Por suerte, la mujer sólo llevaba un corte en la barbilla cuando pudo escapar de su monstruo. Digo por suerte, porque la pinta que tenía el individuo en cuestión no era de darle dos "guantás" y dejarla tranquila.

Hoy me pregunto qué habrá pasado cuando volvieran a casa los dos solos...

El día que podamos parar ésto, habremos ganado mucho...

Un beso,

la-de-marbella dijo...

Es una epidemia. Día a día se van sumando muertes y pasamos de las 58 en lo que va de año. El problema está adquiriendo una magnitud tal que no hay suficientes efectivos policiales para poder ofrecer protección a estas mujeres. No puedo dejar de pensar lo que debe ser vivir con el enemigo en casa. Debemos replantearnos si el sistema educativo es el correcto. Nunca había conocido antes tantos casos de racismo, homofobia, machismo, brutalidad y supuestas supremacias como ahora. Todo pasa por la educación ciudadana. Al menos es mi opinión.

TOROSALVAJE dijo...

Que lacra!!!!, y se han adoptado medidas, y todas, una tras otra fracasan.

Que horror.

Besos y espero que esteis bien.