martes, octubre 02, 2007

TUNEZ



Todo llega y todo pasa. Meses de espera, preparativos y sueños antecedían el viaje a Túnez. La enorme generosidad de un amigo, iba a hacer felices a un numeroso grupo de personas a finales de Septiembre. Como en los cuentos bonitos llego un mensaje epistolar invitándonos a viajar a un destino oculto. Había que decidir el ir o no ir sin conocer el lugar ni nada de lo que rodeaba el encuentro. Presurosos e ilusionados contestamos enseguida aceptando e incluso agradeciendo de corazón el haber sido elegidos para compartir un sueño.

Conociendo al anfitrión, la aceptación no tenía merito. Cualquier cosa que pudiera organizar sería algo sensacional y extraordinario.

Tras una espera feroz llena de conjeturas, adivinanzas, cabalas y demás astrologías por fin supimos que el destino era Túnez.

El día antes de la partida, me debatía frente a las maletas y lo que pretendía guardar en ellas. Instrucciones precisas de como se desarrollaría el evento me facilito la elección. Debo decir que por primera vez, no eche en falta nada a la llegada a nuestro destino.

Algunas cosas perduran a fuerza de clavarse en el corazón. Túnez sera una de ellas. Si sumo belleza, encanto, cariño, amistad, deseos de felicidad, entrega, dedicación, olores, sabores y sobre todo afán de complacer al prójimo sale el nombre del anfitrión, al que mantendré en el anonimato por respeto a su intimidad.

He vivido un cuento durante unos días que se me han hecho horas largas llenas de felicidad y contento. Si alguna vez quise escribir, ahora debería ser el momento de poder hacerlo con virtud. Desgraciadamente, muchos pajaros poblan mi cabeza y salto de una cosa a otra sin poderme concentrar. Mi teléfono suena y suena a cada poco.
El tiempo que se alargaba en Túnez, en España de me encoge otra vez. Las horas se van llenas de cosas que se me hacen pesadas a rabiar.

He conocido gente muy interesante con una visión de la vida diferente. Y aunque al principio me chocó, he de deciros que en el fondo somos todos iguales. Tras cada persona late un pequeño corazoncillo que siempre tiene algo que mostrar, que sorprender. La enorme capacidad humana que posee nuestro anfitrión hizo posible lo imposible: darnos la oportunidad unos a otros de mostrarnos como somos a pesar de nuestras diferencias. Y nos gusto.

Aunque he estado poco tiempo con las de mi mismo sexo, he conocido a varias con las que no me importaría repetir conversación, tiempo y espacio. Lo mejor del viaje mis "7 Magníficos" maravillosos compañeros de risas, comidas y travesuras varias.
Por motivos que desconozco no puedo poner todos los acentos, el teclado no me lo permite, por tanto os ruego me perdonéis las faltas que tiene el texto.

La Musica de hoy es toda, toita toda PARA TI,
G R A CI A S



9 comentarios:

Fanmakimaki ファンマキマキ dijo...

Tunez? ese páis azul? Aparece mucho ultimamente....será un mensaje?

Noa- dijo...

Es todo un arte ser un buen anfitrión verdad?

Y aunque la música no es para mi, lo sé, como si lo fuera... Ana Belén me encanta.

Un abrazo

Anónimo dijo...

Es un Pais estupendo.Estuve una vez de vacaciones y me encanto.Bienvenida.

doncel dijo...

Unas fotos preciosas.
Saludos.
Antonio

angélica beatriz dijo...

¡Hola guapísima!

Ya veo que te la pasaste de lo lindo en Túnez :-) Me alegro mucho mi Amiga hermosa, de eso se trataba no?

Las fotos están muy lindas, con las calles blanquitas y el azul del cielo en todo su esplendor.

Gracias por la crónica. Me encantó :-)

Mil besitos hasta tu bello Paseo Marítimo.

TOROSALVAJE dijo...

Me alegro de que lo pasaras tan bien, y también de que estés otra vez por aquí.

Besos.

chuliMa dijo...

aysnnnnnnsssssss...me alegro que hayas descubierto tanto

Beshitos zala

IGNACIO dijo...

Lía, envuelto en humo me pierdo en Túnez y amanezco en Siria siempre bien acompañado.
Los recuerdos no perdonan.
El cielo es más azul, y la arena más fina.

Bs.

Cabezota sin remedio, corazón enorme dijo...

Será que la sabiduría puede llegar a residir en las manos.