lunes, junio 16, 2008

FIN DE FERIA


Apenas estuve dos o tres horas en la feria de día. Lo suficiente para verla, tomar fotos y alguna cervecilla.


Una niña de procedencia ecuatoriana me abanica cuando me quejo del calor. Pregunto a su madre si puedo fotografiar a tan bella andaluza de adopción y asiente encantada.


Poco a poco se llenan las casetas de gente que bebe como si se estuviesen secando por dentro. Conforme avanza la jornada el calor y el alcohol colorean miradas y mejillas, ponen a danzar los pies y animan por palmas las manos.





Mi madre me llama al móvil desde una caseta alejada. No aguanta mas feria y a mi me hace un favor: yo tampoco.





La recojo y paseamos por el centro como dos turistas mas de los muchos que llenan las calles. Mi madre ve tiendas y sitios que le parecen nuevos aunque no lo son. Yo veo neuronas que mueren o simplemente dejan de funcionar.





Un te verde en una tetería nos anima a las dos mientras conversamos dichosas sobre el fresquito que hace en la calle.



De repente se fija en las buganvillas de enfrente. Son de color purpura ó rosa cardenal. El color de las flores abre puertas en su memoria volviéndola charlatana y acogedora.

Aprovecho esos momentos y todos los que puedo de estos días de fiestas para relajarme entre familia y amigos. Tanta relajación me hizo bajar la guardia y mi glotonería me jugó una mala pasada, no pude resistirme, entre otras cosas, al gazpacho, las almendras y la coca cola así que me pasé el domingo repitiendo como un mantra"sarna con gusto no pica" y "en boca cerrada no entran moscas" mientras mi cuerpo trataba de asimilar los daños.
Hoy, ya recuperada, solo me queda el recuerdo del tueste de almendras saladas y el aroma del riquisimo gazpacho que seguro contenía pepino por mucho que me lo negaran.
El cambio de ubicación ha tenido sus entusiastas y sus detractores. Personalmente, creo que ha perdido vigor que no fuerza alejandose del centro.


Musica para mi madre. - Rocio Durcal canta: Jamás me cansaré de ti. From: carloscanarion

8 comentarios:

Lena dijo...

Marbella,

!!gracias por llevarme a la feria!!

Las fotos son bellísimas pero las dos primeras ME MATAN...espectaculares!

Lo del pino (qué manía, con lo bien que está sin él) es casi un karma...

Ay que envidia de gazpachito y almendras saladas!

besitos

K dijo...

Este año no hemos tenido feria, pero tampoco la hemos echado mucho de menos. Como cambia la vida con los hijos, eh?!

Jo!, qué gran canción nos has subido. Se la he escuchado muchas veces a su hija pero, aunque en algo se pueda parecer, no es lo mismo.

Besos,

TOROSALVAJE dijo...

Me recordaste a un pasaje de las memorias de Buñuel, él le enseña la misma revista siempre a su madre y ella cada vez la vuelve a leer como si fuera nueva.

Debe ser muy duro amiga. Esper que estés fuerte.

Besos.

Cabezota sin remedio, corazón enorme dijo...

Necesito una buena fiesta como esa. Aunque sin tus fotos no sería lo mismo.

chuliMa dijo...

aynssss...antojo de almendritas me ha dao...aysnnnsssssssss

Beshitos wapetona...se acabó el jaleo

Fanmakimaki ファンマキマキ dijo...

mmmm..el té verde...que rico.

giovanni dijo...

Otro "reportaje" encantador que transmite tu cariño, calor y humor.
Un beso

juan rafael dijo...

Viva la globalidad y el abanicamiento.