miércoles, julio 05, 2006

LA REUNIÓN





La reunión fue el lunes.

En principio iba a ser a las cinco de la tarde, como las corridas de toros, luego por diversos motivos no pudo ser hasta las ocho.

Giovanni y su hijo me esperaban en una conocida cafetería de Marbella desde minutos antes de la hora. Giovanni es muy respetuoso con el tiempo de los demás.

Nube de colores, retrasó su llegada por el trafico y no nos importó esperarla.

Al principio la conversación se desarrolló en ingles. Giovanni hijo no habla español. El padre traducía al holandés de vez en cuando lo que yo era incapaz de expresar correctamente en ingles. Vimos, mientras esperábamos a Nube, el interesantisimo libro que Giovanni publicó en 1993 junto con su esposa sobre su experiencia en los campos de Chile. Resulta que veinte años atrás visitaron los campos chilenos haciendo amistades entre los campesinos, agricultores y todo tipo de gente del pueblo. Este viaje transcurrió poco antes del golpe de estado Militar y recogierón las vivencias y pensamientos de aquellas personas ante lo que se avecinaba. El viaje veinte años después enfrenta a la gente a la mirada del tiempo. Giovanni, con gran sensibilidad, expone fotos de antes y después de las mismas personas, el mismo entorno. Cuenta en su libro, para mi pena en holandés, como les cambio la vida a estas personas. Solo hay que mirar las fotos para sentirlo. Presenté a mi marido y casi al unisono llegó Nube. Gran sorpresa, no nos conocíamos, pero tenemos grandes amigas comunes. Nube, además de muy guapa, resulta ser encantadora y culta. Nos vamos todos de tapitas excepto Giovanni Hijo. Este coge las de "Villa Diego" y se larga por su cuenta a descubrir Marbella solo. No me extraña, yo con sus 18 años hubiese hecho lo mismo. Caminamos por el casco antiguo y Giovanni reconoce alguna de mis fotos en las fachadas, plazas y calles. Charlamos sobre como nos encontramos unos a otros, que nos gusta de nuestros blogs, nuestras familias, nuestras aficiones, nuestras esperanzas y sentimos que hemos formado un pequeño corpúsculo de amistad en red. Nube tiene que dejarnos por otro compromiso y nos despedimos de ella.(Acuerdate que hemos quedado en vernos). Llegando a la media noche damos un paseo y acompañamos a Giovanni a su pensión. Ha elegido una de las más antiguas y típica de Marbella para pernoctar. A la puerta nos despedimos con dos besos y promesas de visitar Holanda. Ayer Giovanni continuó su viaje a Sevilla, a estas horas andará por el parque de María Luisa con su mujer y sus hijos achicharraito de calor.

Fue una muy buena experiencia.

3 comentarios:

edharris dijo...

Con esto de los blogs nos convertimos en "pequeños escritores de historias", pero en su caso, un libro publicado ya son palabras mayores, qué suerte, ya me gustaría.

Interesante vuestro encuentro y tu relato, sólo te faltaba una foto de las tapas para darnos más envidia.

nube de colores dijo...

Qué tarde/noche más estupenda. Me encantó saludaros personalmente.

Noa- dijo...

Quien hubiera podido estar ahí, tanto por volver a pasear por esas callejuelas que me enamoraron de tu Marbella, como por el placer de compartir conversación y conoceros.

Un abrazo