martes, julio 18, 2006

REUNION II

PURPLE RAIN- PRINCE

Hoy de comida de mujeres. Cuanto más nos conocemos las unas a las otras más nos sorprendemos. Lastima no haber conseguido reunir al grupo escandaloso en la misma mesa. Una "desagradable" se ha empeñado en sentarse con nosotras dejando a "Dorada P" sin sitio. Dorada P, muy educada, ha intentado quitarle hierro al asunto sentándose en otra mesa sin comentarios adicionales.

La "desagradable" nos ha cortado el rollo durante el almuerzo con sus ganas de destacar; a los postres desbandada general a fumar a la calle. Ese ha sido el mejor momento de todos, incluso mejor que cuando la desagradable ha tropezado y casi se cae de boca.

Como siempre ha merecido la pena asistir, lo malo: recordar tantos nombres, me resulta imposible a mi pesar.

4 comentarios:

giovanni dijo...

La escena me acuerda a un cuadro de mi esposa. Te lo enviaré (esa imagen, pintada por ella acá en Holanda, en otros colores, pero la esencia de algo no está en el color) por correo electrónico.
Besos

Franfri dijo...

Una escena habitual en encuentros de ese tipo. Me alegro de que lo pasaras bien, a pesar de la "echaílla p´lante"

Un besito. En breve, verás a unos cuantos locos corriendo por tu paseo marítimo por la mañana temprano.

Un beso

TOROSALVAJE dijo...

Hola amiga.

Tengo el mismo problema que tu con los nombres. Una vez quise saber porque me pasaba eso y la conclusión fue catastrófica, en resumen, era que en el subconsciente aquellas personas no me interesaban para nada, prefiero creer que sean otros los motivos.

Besos.

zooey dijo...

A mí me gusta estar con amigos/as, pero no creas que me gusta demasiado cuando tienen carácter nostálgico esas reuniones. La nostalgia común tiene algo de repetitivo que me pone nervioso.
De todas formas a mí también me pasa lo de los nombres a veces.

Saludos.