martes, julio 11, 2006

TARDES LANGUIDAS

TEXAS- SAY WHAT YOU WANT



Con el calor la vida va más despacio. Se ralentizan los pasos, la respiración se torna ansiosa y el sudor corre por la espalda a poco que te esfuerces. Cuesta trabajo no sentarse a mirar languidamente y dejar que transcurran las horas en busca del fresco marítimo.

Observo a dos turistas a punto de coma. Entre las copas ingeridas, las horas de sol y el tonelaje de ambos, tienen todos los números para meterse en líos. Por si acaso, sigo mi camino esquivando al mas grueso que va haciendo eses.

Un pareja de ancianos camina delante, van discutiendo entre ellos a causa del calor. Ella quiere volverse y él insiste en seguir caminando a pesar de quitarse la gorra repetidas veces para limpiarse el sudor. Sin ganas de peleas ajenas aprieto el paso y también los adelanto, mucho calor para discusiones. Reunión tras reunión, muchas palabras y no menos sed acabo el día escuchando la canción de la cabecera, languideciendo al fin.

5 comentarios:

melytta dijo...

Por aquí ha llegado casi de golpe, hace un par de noches, se coló por las rejitas de la persiana y se sentó en la cama. Me desperté y supe que tendría que darle la bienvenida y aceptar su visita de cada año por estas fechas. Yo también languidezco, el calor me sienta fatal, disfruto a medio gas y tengo que poner remedios de urgencia... como descansar que tanto me cuesta.
Te imagino en Marbella, disfrutando de esas playas, de esos rincones que sólo debes saber tú y los que sois de allí...
Un beso muy fuerte, buen verano y hasta muy pronto.

Noa- dijo...

Yo siempre he preferido el verano, calor... pero quizás empiezo a hacerme mayor, hoy aquí fue asfixiante.

Un abrazo

zooey dijo...

Yo soy del norte y me gusta el calor, lo soporto mejor que el frío. Debo tener el alma más africana que celta.
Me gustan tus fotografías de lo cotidiano, y también las que haces con la cámara.
Has escogido una canción preciosa de Texas para languidecer.

Un abrazo

Fanmakimaki dijo...

Al principio pensaba, que ingenuo, que los guiris venían a Madrid a ver el Prado y el Palacio Real. Un porfesor de inglés me sacó de mi error diciendome que lo que les gusta de Madrid es la noche y el alcohol tan barato. Despues de relacionarme con muchos clientes extranjeros confirmé esa gran verdad. Los cuadros del Prado languidecen, como tú, esperando ser visitados.

Chisme Cotilla dijo...

Que valor tienes chica de Marbella, con la que esta callendo no me atrevo a salir a la calle, paso del aire de mi casa al del coche y todo lo más, todo lo más, llego arrastrándome a la playa para ponerme a remojo.
Saluditos............