miércoles, enero 25, 2006

FRIO




Los hidropedales descansan en la orilla de la playa, mientras pasa el invierno. Sus colores chillones ponen una nota de color en el gris que los rodea. Hace frio y amenaza lluvia por lo que las calles se vacian a medida que avanza el dia.

Oigo a Maria Callas cantando "Andrea Chénier" de Giordano mientras escribo, su voz me atrapa y me distrae con lo que apenas puedo pensar en lo que quiero decir. Me dejo llevar por el encanto del sonido y cierro los ojos.

3 comentarios:

edharris dijo...

Ya me gustaría contar con una playa para pasearme, sobre todo en invierno, sin tanta gente. Una gozada. Esas fotos ahora, en invierno, se ven tan raras...

Tastavins dijo...

Me encantan las fotos. Ya estoy contando los días que faltan para que vuelva el calor, aunque esos momentos en que uno se queda en casa calentito mirando el frío tras el cristal también tienen su magia.
Salu2!

Seleka dijo...

yo tengo también la playita cerca...totalmente diferente según la estación...
Es muy bueno dejarse llevar...hay un momento para cada cosa.
Un beso mallorquín ;)