lunes, enero 09, 2006

LOS BUHOS DE LA SUERTE


Nos regalarón estos buhos de la suerte con deseos de que asi fuese. Francamente, cada día estoy más convencida de que la suerte, ademas del trabajo bien hecho, es necesaria para que todo vaya bien. Sin embargo no me obsesiono por ello. Ha habido veces en mi vida en que la aparente mala suerte en el fondo ha sido un golpe de suerte. Creo que la actitud ante los problemas es lo que decide en muchos casos en un sentido o en otro. Hay gente que se ahoga en un vaso de agua, todos conocemos a alguien asi, otras personas sin embargo son capaces de atravesar mares y casi sin tomar aire.
Con esta pareja de buhos ya tengo tres. El primero me lo regaló una amiga, me lo compró en un viaje a Grecia. No se si pensar que los demas me ven desafortunada ó que.

6 comentarios:

TrEs_6 dijo...

hola
estoy mas que convencido que no necesitas tal suerte, tu pagina es muy buena y los escritos son muy entretenidos, de todas formas es bueno focalizar los sentimientos, pero los puedes hacer en cualquier cosa..
ojala allas pasado una bonita fiesta de reyes....

Anónimo dijo...

Hola,gracias por tan buena pagina.
Siempre pienso que hay que sacar el lado positivo de todas las cosas,y tu lo haces,por ello y por muchas cosas mas eres una persona afortunada.Besos

Tastavins dijo...

De la mala suerte yo pienso que no existe, pero sí influye la actitud que tomamos ante la vida, si pensamos ¡que mala suerte tengo, seguro que esto o lo otro me sale mal!... acaba saliendo fatal pero por autosugestión. Hay que ser optimista, que ayuda a vivir más años :)
Salu2!
PD: Con suerte o sin ella muy chulos tus buhos.

Chisme Cotilla dijo...

Espero que los animalitos de ojos grandes te traigan suerte.
Muy agradecido por tu visita, he reformado la cocina y estaré encantado de que te pases a menudo a tomar café.
Para que mis otras visitas te conozcan he enlazado tu página.
Saluditos.

Lula Towanda dijo...

Que la suerte te acompañe que es buena compañía

Johann Wegmann dijo...

Mi colección de buhitos, mochuelos y lechuzas ha ido disminuyendo de como diez o doce ejemplares a uno fiel que se llama KUKO, que es de greda y bien humilde. Todo el resto los he ido regalando, como acostumbro hacer con algunas de mis cosas, cada vez que quemo una etapa de mi vida. Ahora, a un paso de titularme, varios van a salir favorecidos con CDs (Grabados eso sí) comics, libros. Si hasta mi Pinoccio articulado lo regalé en una redonda cajita de metal con una historia circular de conejos en relieve. Para rematar esa mini instalación le agregué un cassette de Mozart. De mi Quijote tallado en madera no me atrevo a deshacerme... aunque mucha suerte no me ha traído que digamos, todo ha funcionado mejor de lo que esperaba muchas veces, aunque a veces nos quejemos de nuestra estrella. Si miramos atrás veremos cuántas bendiciones nos brinda la providencia, y cuánto despreciamos ciegamente lo que nos es más querido para cuando lo perdemos. así es el Homo Sappiens... porfiado, como Pinoccio. No confundir con Pinochet, por favor.