martes, julio 17, 2007

LOS INTERESES CREADOS


Recuerdo la primera vez que leí a Jacinto Benavente. Fue por imperativo escolar, no me hacía ninguna gracia leer por obligación a un determinado autor. Creo recordar que empecé a leer los llamados autores clásicos por mi cuenta a los doce años. También he de decir que por casualidad. Eso es otra historia y no de la que quiera hablar hoy. Eso es lo bueno de tener un blog, que tu te lo guisas y tu te lo comes.

A lo que iba, creo recordar que la primera fué "Rosas de Otoño", una obra romántica y sentimental. Me gustó muchísimo y me puse a buscar mas obras del mismo autor. Cuando me gusta un autor/ra, tengo que seguir leyéndole/la hasta saber si me gusta él/ella ó una obra determinada. Así que sin buscarla expresamente dí con "Los intereses creados". Me gusto tanto que la he seguido leyendo de cuanto en cuanto a través de estos años. Para el que desconozca la trama: Se trata de un hombre que se va aprovechando de la buena fe de las personas que le salen al paso y todos le sufren. Es un ser despreciable que no dice una sola verdad, pero tampoco mentiras. Se aprovecha de cuanto se puede aprovechar. El no promete amor, pero enamora con las miradas a las solitarias viudas. No dice ser rico, pero gasta y vive como tal. En definitiva es su criado, un pobre hombre, el que va pagando todo lo que su Señor gasta. La novela pinta situaciones y seres que todos conocemos o conoceremos alguna vez. Por otro lado es muy divertida y todo un clásico de la literatura.

Todo esto rollo viene como introducción a una situación que he vivido hoy. Permitidme no entrar en detalles que bien os daría norte del tema, pero a mi me fastidiria no poco de cara a los protagonistas, que Internet es como Dios y esta en todas partes, nunca se sabe quien esta frente a la pantalla leyendote. El personaje se afanaba en esconder el sudor que le recorria la frente. No le era grata la reunión y es más por su gusto no se hubiese celebrado. El personaje sabe que lo tenemos "calao" si no todos, si los que importan, o le importan a él. Hay que tener mucho cuidado con lo que se desea, a veces se cumple y........, pues eso. Como en la obra de Benavente ha sabido ser Señor, pero también lacayo. Sibilino y complaciente llegará muy lejos. Mas de lo que creen los demás. Aunque disgustada al pronto, termino por sonreír. No se en que blog, ni cual era el motivo, deje este comentario" Menos mal, que a cada cerdo le llega su San Martín", Pues eso, que menos mal. Recuperado mi talante optimista, voy a leer a Benavente y a reírme un rato.

PD. Tenia que decirlo!!!!!!!!


9 comentarios:

Franfri dijo...

Eso, eso, a reirte, a sonreir, a tratar de que el talante optimista sea el protagonista de su día a día.

Un abrazo

Noa- dijo...

Hay más "crispines" de lo que pensamos.
Y que cierto... el mundo blog mezcla aires de todas partes a veces con finales inesperados.

Un abrazo

xikita dijo...

si al final el tiempo pone a casi todo elmundo en su sitio, q los hay on muxa sueeeerte....m alegro d encontar otra paisana x aki, espero q hoy sea un dia lleno d sonrisas!!!

TOROSALVAJE dijo...

Lo dijiste en mi blog en el post "El lobo feroz", allí salían todos mis cerditos y ese fue tu comentario.

Es cierto que a cada cerdo le llega, lo he visto ya muchas veces, he visto subir y caer constantemente, es una ley casi física, imparable, y absolutamente cierta.

No he leído "los intereses creados" y ahora tengo ganas de hacerlo, a ver si encuentro tiempo.

Besos.

Zapatos de tacón dijo...

Hola, he vuelto y ... tienes razón a cada cerdo le llega su hora, jajajaj.
Un beso

angélica beatriz dijo...

Hola mi amiga querida.

Retratas con tus palabras un tipo común de personas. Muchas veces me he preguntado si esa "forma de ser o de vivir" no es más que una máscara que oculta sentimientos de timidez, de baja autoestima o de pensamientos que no son armónicos con la naturaleza de esa gente.

De cualquier manera, te comparto un refrán que, tristemente, se aplica a este caso:

Las cosas caen por su propio peso...

Muchos besitos.

fumatadesabores dijo...

Suele pasar, suele pasar, pero creo que de vez en cuando alguno escapa al castigo, espero que al menos tengan un día de ecrúpulos al año y al menos ese concreto día, les cueste dormir pensando en lo despreciables que son...ojalá, aunque no estoy muy segura de que sea así.
Un beso muy grande!

Fanmakimaki ファンマキマキ dijo...

Buff, creo que en el trabajo es donde se agrandan las miserias del ser humnao. Es un caldo de cultivo calentado por el dinero y el poder que saca lo peor.

La accitud del engatusador que se aprovecha de todos es mu díficil de mantener. Porque tarde o temprano se le cala (Como dices tu) Es imposible quedar bien con todo el mundo. en le trabajo creo que hay que ser lo más transpraente posible o yo por lo menos es casi lo que más valoro de los compañeros con los que me gusta trabajar.

Cabezota sin remedio, corazón enorme dijo...

Lo bueno del mundo es que es muy amplio y siempre puedes poner tierra de por medio.

Aunque sea por vía de la imaginación.